Una plataforma de acceso al campo ibicenco

| | Ibiza |

Valorar:
preload
De izquierda a derecha, Sandra Benbeniste, directora de IPF; Helena Norberg-Hodge, cineasta y fundadora de Local Futures, y Gabrielle Gambina, coordinadora del proyecto Ibiza Produce.

De izquierda a derecha, Sandra Benbeniste, directora de IPF; Helena Norberg-Hodge, cineasta y fundadora de Local Futures, y Gabrielle Gambina, coordinadora del proyecto Ibiza Produce.

03-12-2018 | Daniel Espinosa

La Fundación para la conservación de Ibiza y Formentera (IPF) es una entidad sin ánimo de lucro que tiene entre sus principales objetivos la conservación del valor natural y paisajístico de Eivissa y Formentera y el impulso de iniciativas sostenibles en la isla.

Por ello promueven proyectos ambientales y de conservación de la biodiversidad, como la conservación del porc negre con la Federació Pitiüsa de Races Autòctones, la colaboración con la Asociación de Productores de Agricultura Ecológica para crear un proyecto piloto de plantación de 400 almendros en Can Simón o bien la adquisición de una máquina para el descascarillado de la almendra para la Cooperativa Agrícola de Sant Antoni.

EL ESTUDIO. El verano pasado decidieron financiar un estudio del consumo y producción de producto local para identificar así los principales obstáculos y oportunidades a los que se enfrentan quienes producen en Eivissa. En este estudio encontraron diferentes “cuellos de botella”, tal y como explica Gabrielle Gambina, coordinadora del proyecto Ibiza Produce de IPF.

Estos cuellos de botella o dificultades abarcan desde la distribución y el etiquetaje del producto local hasta los costes de insularidad, la escasez hídrica, la fuerte competencia de productos de fuera y una mayor coordinación entre productores y minoristas, entre otros aspectos.

Asimismo, la realidad con la que se encuentra Ibiza Produce es que entre 1990 y 2012 el territorio de Eivissa pasó de tener 73,7 kilómetros cuadrados de uso agrícola a cubierta natural, lo que supone la pérdida de paisajes rurales valiosos y la desaparición de variedades vegetales, razas animales y conocimientos tradicionales importantes.

En esta misma línea, según datos de la Asociación de Productores de Agricultura Ecológica de las Pitiusas, únicamente el 2% de los alimentos consumidos en Eivissa y Formentera están producidos en las Pitiüses. “Es una cifra muy baja, pero hemos hablado con gente de otros países y nos comentan que estamos dentro de los parámetros normales, que es entre el 2% y el 3%. En Oregón, en Estados Unidos, hicieron un programa de localización de producto local y ahora consumen el 10% de lo que producen; es la cifra más elevada del mundo”, afirma Gambina, quien asegura que Eivissa y Formentera pueden llegar a ese 10% de consumo de lo que se produce en las Pitiüses porque hay muchos agricultores jóvenes dispuestos a seguir trabajando con el producto local y existe apoyo a lo que se produce en las dos islas.

“Con este estudio nos hemos dado cuenta de que hay capacidad para aumentar la producción y que hay un fuerte respaldo al producto de Eivissa”, precisa Gambina, quien relata que así fue cómo nació la plataforma Ibiza Produce “para difundir información sobre el producto local, para que la gente sepa qué productos se producen en la isla y a qué fincas se pueden ir a comprar, y también hay entrega de cestas semanales. Hay mucho desconocimiento sobre el producto local, por eso hemos empezado a difundir la información en Ibiza Produce”.

LA WEB. En la web ibizaproduce.org se puede encontrar los productos tradicionales que se crean en Eivissa, como la algarroba, la almendra, la xeixa o bien el aceite, así como otros productos creados en la isla como la espirulina o diferentes fermentos. También hay un apartado de productores, donde se pueden encontrar las localizaciones de las fincas, los contactos y los horarios de venta al público, así como los diferentes mercados y puntos de venta de productos locales que se pueden encontrar en la isla. En Instagram, además, van colgando las diferentes actividades que hacen las fincas para promocionar los productos locales.

Además de proporcionar información y dar a conocer lo que se crea y produce en las Pitiüses, esta plataforma es un nexo o punto de contacto entre productores y chefs. “Los chefs conocen cuáles son los productos de temporada y pueden programar sus menús dependiendo del producto fresco; estamos creando relaciones entre productores y chefs para que los primeros, por ejemplo, ajusten los cultivos a las necesidades de los segundos.

Los chefs nos comentaron que la producción no se ajustaba a lo que necesitaban y los agricultores decían que podían asumir esa producción, siempre y cuando se les avisara con antelación y hubiera el compromiso de que iban a utilizar todo lo que produjeran; al final es falta de comunicación”, precisa Gambina. Otro de los puntos en los que está incidiendo Ibiza Produce es en la educación y en el ámbito escolar.

Así, se están reuniendo con ayuntamientos y centros escolares para informarles de cuáles son los productos locales de temporada para que así puedan incorporarlos en mayor medida en los menús de los centros escolares. Además programan actividades como días en la granja para que los más pequeños se habitúen al campo y sepan de dónde vienen los productos y cuáles nacen en los campos de Eivissa y Formentera.

La plataforma Ibiza Produce, según precisa Gambina, apoya a otras iniciativas, como Farmers and Co o bien La Colmena Dice Sí, ambas centradas en la promoción y distribución del producto local. De cara a estas fiestas navideñas, Ibiza Produce recuerda que existe una gran variedad de producto local de Eivissa y Formentera para regalar, bien con cestas que se pueden comprar ya hechas o bien comprando un senalló típico ibicenco para llenarlo con productos como hierbas ibicencas, aceite, sirope de algarroba, almendras o embutidos, por ejemplo.