El intrusismo afecta al 87% de las pymes pitiusas

| |

Valorar:
preload
Lidia Álvarez (secretaria de la Pime Formentera), Mª Ángeles Marí (gerente Pimeef), Alfonso Rojo (presidente de Pimeef) y los representantes de Banc Sabadell, Óscar Prohens y Vicent Prats.

Lidia Álvarez (secretaria de la Pime Formentera), Mª Ángeles Marí (gerente Pimeef), Alfonso Rojo (presidente de Pimeef) y los representantes de Banc Sabadell, Óscar Prohens y Vicent Prats.

27-02-2019

La encuesta de actividad del año 2018 de la Petita i Mitjana Empresa d’Eivissa i Formentera (Pimeef) pone de relieve que el intrusismo es uno de los mayores problemas a los que se enfrentan las pymes pitiusas desde hace años. Concretamente, el 87% de las pymes asegura que la actividad ilegal le ha afectado en mayor o menor medida. Un porcentaje idéntico al registrado el año anterior, por lo que los empresarios no han notado ninguna mejoría. De hecho, el 77% de las pymes sostiene que las administraciones públicas no dedican suficientes medios materiales y humanos a la lucha contra el intrusismo.

Entre las medidas que proponen los empresarios pitiusos para reducir el intrusismo se encuentran incrementar el personal dedicado a esta cuestión y el número de controles y que las sanciones sean de mayor cuantía. Además, se quejan de que las inspecciones se centren en las empresas legales en vez de ir a la búsqueda y al control de las actividades ilegales.

VENTAS.

El 2018 ha sido el peor año del último lustro en cuanto a ventas para los pequeños y medianos empresarios de las Pitiüses. En este sentido, el 33,21% de los encuestados asegura que sus ventas disminuyeron el año pasado, un porcentaje superior al 31,79% de los que han afirmado que sus ventas en 2018 fueron mejores que las del año anterior. El resto, el 35 por ciento, sostiene que sus ventas no han variado. "Son unas cifras similares al año 2013, pero no hay que crear alarmismo porque venimos de unos años muy buenos", aseguró la gerente de Pimeef, María Ángeles Marí.

La valoración que los 280 pequeños y medianos empresarios pitiusos encuestados por la Pimeef hacen del año 2018 revela que el 50,36% lo considera un ejercicio "normal", mientras que el 33,93% cree que ha sido "bueno" y solamente el 4,64% lo califica de "muy bueno". Por otra parte, solo el 10,71% de los encuestados asegura que el año pasado fue un ejercicio "malo" para su empresa y un residual 0,36% lo califica de "muy malo".

En este sentido, el 38% de los pequeños y medianos empresarios de Eivissa y Formentera que considera que el año pasado fue un ejercicio bueno o muy bueno supone 18 puntos porcentuales menos que en 2017, lo que para la Pimeef representa una clara señal de que la economía sigue desacelerándose tras tocar techo en 2016.

Por sectores, el del comercio y el de la hostelería y la restauración son los que aseguran haber tenido unos peores resultados. Concretamente, el 40,8% de las empresas del sector comercial han señalado que sus ventas han disminuido en relación al año anterior, mientras que en la hostelería y la restauración son el 42,8% los que aseguran haber reducido sus ventas.

En cambio, solo el 20% de las empresas del sector industrial, del transporte y la construcción alertan de que sus ventas han disminuido.

La encuesta de Pimeef también pormenoriza los resultados por municipios y destaca que en la ciudad de Eivissa y en Sant Josep hay más empresarios que dicen aumentar ventas que los que aseguran que las han reducido. Mientras, en Sant Antoni, Santa Eulària y Sant Joan el porcentaje de pymes que han registrado ventas por debajo de las conseguidas en 2017 es cercano al 40%.

CAUSAS.

Prácticamente el 56% de los empresarios que aseguran haber tenido menos ventas en 2018 consideran que la disminución ha sido de menos del 10%, mientras que el 34,41% sostiene que su caída ha sido de entre el 11% y el 25%.

Entre las razones que dan las pymes para esta caída de ventas están la incidencia del intrusismo, una mayor competencia, un descenso en el consumo y unos meses de julio y agosto con menos actividad.

Por el contrario, de las pymes que aseguran que han aumentado ventas, el 73,33% lo ha hecho menos de un 10%, mientras que el 24,44% asegura que sus ventas se han incrementado entre un 11 y un 25%.

Los motivos que dan las pymes para este aumento en sus ventas son el incremento del número de visitantes, un aumento de la oferta de productos y la mejora en meses de temporada media como mayo y octubre.

MÁS PESIMISMO.

Otra de las cuestiones que las pymes pitiusas respondieron en esta encuesta anual fue sus expectativas de cara al año 2019. La gran mayoría, el 63,21%, señalaron que este año sería "igual" que 2018, mientras que solo el 18,21% creen que será "mejor" que el año pasado, siendo este el resultado más pesimista de los últimos años. De hecho, el año pasado el 29,85% de los empresarios pensaban que 2018 sería una temporada mejor que la del año anterior. Por el contrario, el 18,57% asegura que este ejercicio será peor que 2018, la cifra más elevada de los últimos cinco años.

Los sectores más pesimistas son el comercio, la hostelería y restauración, con unos porcentajes del 23,5% y del 21,4% de empresarios, respectivamente, que creen que 2019 será peor que la temporada pasada.

PERSONAL.

A la pregunta sobre los factores que más afectan a su negocio, el 51,44% de las pymes encuestadas ha respondido que es la dificultad para encontrar personal cualificado. Un problema que se agrava con la falta de vivienda asequible y que también afecta al bolsillo de los empresarios, ya que tienen que aumentar los sueldos a sus trabajadores para que puedan permitirse una vivienda en las Pitiüses. "Estamos paliando el problema de la vivienda poniendo más dinero, 300 o 400 euros más al mes por el mismo trabajo, y no se puede aumentar más. Si no es gente de aquí, prácticamente no se puede contratar", apunta el presidente de Pimeef, Alfonso Rojo. De hecho, casi el 73% de los encuestados asegura haber tenido dificultades o que no ha podido encontrar personal adecuado para su empresa. En cualquier caso, casi el 22% de los encuestados asegura que incrementará la plantilla de trabajadores en 2019, frente a solo el 11,87% que señala que posiblemente la reducirá.

NOTAS.

La Pimeef también ha pedido a sus asociados que califiquen una serie de servicios e infraestructuras de las Pitiüses. Entre las que sacan peor nota y no consiguen aprobar están los trámites administrativos, el aparcamiento, el servicio público de bus en invierno, las depuradoras, las conexiones aéreas en invierno, el abastecimiento del agua, el puerto de Eivissa, la limpieza, las conexiones marítimas en invierno o los taxis.

Por el contrario, las conexiones aéreas y marítimas en verano, el aeropuerto de Eivissa, la electricidad, la sanidad y la oferta comercial son los que consiguen mayor puntuación.

Las pymes pitiusas consideran que la promoción turística que realizan las administraciones públicas debería centrarse en promocionar el turismo familiar, el de eventos deportivos, el gastronómico y el de congresos, por este orden.

Además, los empresarios encuestados señalan que las principales carencias que tienen las Pitiüses como destino turístico son la falta de limpieza, los precios excesivos, las infraestructuras envejecidas, las carencias en transporte público, la falta de profesionalidad del personal y el poco cuidado de las playas.

Por otro lado, el 77% está en contra de la comercialización de pisos turísticos.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.