45 años de excelencia turística

| |

Valorar:
preload
El hotel Torre del Mar inició en el año 2013 un proceso de reformas en el que han invertido 18 millones y que aún continúa.

El hotel Torre del Mar inició en el año 2013 un proceso de reformas en el que han invertido 18 millones y que aún continúa.

20-05-2019 | DANIEL ESPINOSA

El hotel Torre del Mar abrió sus puertas en 1974 de la mano de la familia Torres Marí y desde su apertura fue un referente por su categoría, elegancia y estilo. De hecho, se inauguró con cuatro estrellas, siendo el hotel de Eivissa en aquella época con mayor categoría junto al Hotel Hacienda Na Xamena.

Esta semana ha celebrado una gran reinauguración y fiesta de aniversario, ya que 45 años en un sector turístico como el de Eivissa no se cumplen todos los días. Con una torre en su piscina exterior que fue declarada Bien de Interés Cultural por el departamento de Patrimonio del Consell d’Eivissa, la filosofía de este hotel ibicenco es la de “brindar al cliente una experiencia a la altura de sus expectativas.

De hecho siempre hemos buscado y buscamos la excelencia con estándares propios de los hoteles de cinco estrellas”, explican Juana María Torres, gerente de este hotel; Rafael Torres, director general y Ángel Piné, director comercial.

Por ello siempre han contado con una plantilla de empleados, en su mayor parte fijos discontinuos, “que conocen al cliente y sus necesidades para poder satisfacerlas”. De hecho, este hotel siempre ha tenido una elevada plantilla de personal, hasta contar en la actualidad con más de 110 personas en el equipo de trabajo en temporada alta.

REFORMAS. En el año 2013 iniciaron un proceso de reforma en el que se encuentran inmersos actualmente “y que se encuentra en su recta final”. La primera fase consistió en la reforma integral de las seis plantas del edificio con 217 habitaciones. Un año después reformaron toda la planta baja con la recepción, lobby, restaurante buffet y zonas comunes.

El siguiente paso, según cuentan los responsables de este hotel, fue reformar la piscina y la convirtieron en ‘infinity’, al tiempo que crearon el nuevo Sal Rossa Spa con vistas al mar. Por último, este año han acometido las obras “de mayor envergadura en las que hemos reformado todas las fachadas, hemos creado un área para eventos al aire libre llamada ‘La plage’ y se ha llevado a cabo la construcción de un módulo anexo”.

En este módulo se ubica el nuevo Restobar Miramar a la carta “y para el año que viene albergará un nuevo centro de convenciones con vistas al mar que será una referencia en la isla al tener una dimensión de 600 metros cuadrados sin columnas y con cinco metros de altura”. Este centro de convenciones se complementará con un salón privado para eventos, que esperan abrir en abril del año que viene.

En este sentido, los responsables de este establecimiento hotelero señalan que el turismo de negocios es “una parte importante de los clientes que recibimos en temporada baja y media”. Por ello, la apuesta por el turismo MICE “es clara y ello nos llevó a tener, por ejemplo, el año pasado a más de 40 grupos de este segmento”.

La última fase de ejecución de las obras, prevista para este invierno, supondrá que el total de habitaciones aumente a 230. En todo este proceso de reforma han invertido cerca de 18 millones de euros. “Todas y cada una de las reformas han contribuido a que el hotel esté actualmente renovado por completo”, relatan Juana Marí, Rafael Torres y Ángel Piné.

El proceso de reforma implicó que el hotel Torre del Mar aumentara de cuatro estrellas a cuatro estrellas superior y ha supuesto un aumento de plantilla de personal “de manera proporcional”. En este sentido han creado nuevos servicios, como el departamento de Guest Experience “que se encarga de satisfacer todas las expectativas y necesidades que tengan nuestros clientes durante su estancia en Eivissa”.

FIDELIDAD. Durante sus 45 años de historia, este hotel de Eivissa ha visto alojarse a turistas de varias generaciones. De hecho tienen una pareja alemana “que se aloja en el hotel desde hace 45 años de manera ininterrumpida y que, a pesar de su avanzada edad, continúan viniendo todos los meses de octubre”. Con esta pareja, que fue homenajeada en el Día del Turista por el Consell d’Eivissa por su fidelidad, antes venían sus hijos y actualmente vienen también los nietos.

A la fidelidad de los clientes se suma la de los empleados: “Nos llena de satisfacción que haya trabajadores que recientemente se hayan jubilado y que han estado trabajando con nosotros desde la apertura del hotel en 1974. Son parte de la historia del hotel Torre del Mar”.

En esta amplia trayectoria profesional, además, se han alojado personalidades del mundo de la política, la cultura y el deporte “que nos han escogido por ser un hotel de referencia en Eivissa y por la discreción con la que les tratamos. Esto nos ha hecho merecedores de su confianza y que seamos su alojamiento en la isla”.

“Solo podemos recordar en alto la estancia de los actuales Reyes de España, don Felipe y doña Letizia, cuando todavía eran príncipes, que hicieron una audiencia con todas las autoridades de Balears en los salones del hotel”, precisan los responsables de este establecimiento, que tienen claro que el secreto para haber cumplido 45 años de trayectoria hotelera en Eivissa “es la dedicación y pasión por el cliente, el interés por la mejora continua y el adaptarnos a la realidad cambiante del turismo. Todo ello con un equipo de profesionales que marcan la diferencia”.

En este sentido, a lo largo de su amplia trayectoria se han ido adaptando a los cambios de “la realidad del sector turístico, así como las necesidades de nuestros clientes, que cambian año a año”. “Nuestra responsabilidad es la de dar respuesta a todos estos cambios y adaptar nuestros servicios e instalaciones a las necesidades que se van dando”, afirman.

Precisamente, este ha sido el motivo “de crear todas las instalaciones nuevas que estamos haciendo en estos últimos años y que nos sirven para seguir apostando por un turismo de calidad”.

En cuanto al momento turístico que está viviendo Eivissa, los responsables de este hotel “como ibicencos que somos muy arraigados a la isla”, precisan, consideran que ha habido un crecimiento “notorio tanto de turistas como de nuevos residentes en los últimos diez años”. Son conscientes de que el nombre Ibiza se conoce en todo el mundo y, de hecho, “nuestros clientes que nos visitan de los cinco continentes nos transmiten año a año su pasión por la isla y lo especial que es. Antes de acabar sus vacaciones en Eivissa ya están pensando en las siguientes”, precisan.

Su apuesta por el turismo MICE, además, les permite alargar la temporada con otro tipo de turismo que no solo viene por el sol y playa, según señalan.

FUTURO. Entre sus planes de futuro, se encuentra seguir “diversificando estrategias de venta en diferentes canales, tener muy segmentados los tipos de turismo según la temporada del año y consolidarnos como un hotel de referencia en el segmento MICE de Balears”. Según explican, también apuestan por los eventos deportivos en temporada baja. “Estamos creando nuevas instalaciones, como un Bike Zone para alojar ciclistas y triatletas que vengan a participar en los diferentes eventos deportivos que se hacen en Eivissa o bien para entrenar a modo de concentraciones”, concluyen.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

Artur Tur Tur
Hace un mes

És vergonyós que en 45 anys no hàgin tengut temps de restaurar es "Molí de sa Punta" que hi ha en es recinte de s'hotel. Només s'ha de refer es con de sa teulada i ses antenes. Tants de sous costaria, per no poder-ho restaurar un hotel de luxe com és aquest?

Valoración:1menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1