Cómo la tecnología hace las ciudades más sostenibles

|

Valorar:
preload
Imagen panorámica de Palma.

Imagen panorámica de Palma.

Una smart city, o ciudad inteligente, es aquella que utiliza las tecnologías de la información para hacer que la ciudad hable, para recoger datos e información que sirvan como criterios objetivos para mejorar la sostenibilidad y la eficiencia.

El grupo de SmartCity/SmartDestination de la UIB es un equipo de trabajo multidisciplinar que une a investigadores de campos como la ingeniería, la física, el turismo y la geografía. Se ofrece a desarrollar soluciones técnicas para empresas interesadas en contribuir a formar un destino turístico inteligente, enfocado en factores medioambientales, culturales y socioeconómicos. Igualmente, busca mejorar la sostenibilidad de las ciudades a través del concepto de SmartCity, que implica la utilización de la tecnología para alcanzar tal fin.

Dada la importancia de las TIC en este sector, el grupo de trabajo asesora y elabora estudios e informes sobre las exigencias mínimas que deben tener las infraestructuras de comunicación. “El hecho de acceder a esta información ofrece la posibilidad de hacer más partícipes a los ciudadanos y que haya más transparencia en la toma de decisiones”, señala Bartomeu Alorda, profesor de Física en la UIB y coordinador del grupo de SmartCity/SmartDestination.

EL TURISMO. Asimismo, un destino turístico inteligente, o smart destination, es la aplicación de la ciudad inteligente a la industria del travel, enfocada a dos objetivos: mejorar la experiencia del turista, ya que el visitante se puede conectar a la ciudad con su tecnología; y mejorar la gobernanza y la gestión de los flujos turísticos.

Los beneficios de la smart city son aplicables al sector privado, ya que las administraciones pueden contribuir a mejorar la competitividad de las empresas mediante el open data. Es decir, ofrecen los datos agregados o anónimos al sector privado para que los pueda integrar en sus modelos de negocio. “Por ejemplo, la aplicación Welcome Palma de Cort ofrece un mapa de calor con la intensidad de personas en áreas definidas por el Ajuntament como de mayor afluencia turística. Esto lo pueden utilizar los taxistas o los restaurantes, por ejemplo, para adaptar horarios y localizaciones”, señala Alorda.

PROYECTOS ACABADOS. El grupo de trabajo ya ha participado en varios proyectos innovadores relacionados con el concepto de smart city, como el de SmartSensPort, en el que han colaborado la UIB, la Autoritat Portuària de Balears y la empresa MallorcaWifi, con el que han implementado el uso de sensores de bajo coste para monitorizar la contaminación en el puerto de Palma y analizar los datos obtenidos. También han trabajado o están desarrollando proyectos con el Ajuntament de Palma, el consorcio turístico de Cala Millor y el congreso Smart Island.

El grupo de trabajo SmartCity/SmartDestination cuenta con el apoyo de la Oficina de Transferencia de Resultados de la Investigación (OTRI) de la Fundació Universitat-Empresa de les Illes Balears (FUEIB). La tarea de este departamento consiste en vincular investigadores de la universidad con el sector empresarial y dar apoyo en cuestiones de asesoramiento técnico y científico cuando así se solicita.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.