Un foro sobre la economía y la mujer

| |

Valorar:
preload
Marilena Estarellas, con Cecilia Santos, Eugenia Cusí, Margarita Payeras y María José Massip durante la mesa redonda.

Marilena Estarellas, con Cecilia Santos, Eugenia Cusí, Margarita Payeras y María José Massip durante la mesa redonda.

La iniciativa, los méritos y las normativas de conciliación familiar han impulsado a la mujer a emprender y a ostentar puestos de responsabilidad. El foro de Economía en femenino, organizado por la asociación Women Evolution Mallorca, reunió el pasado miércoles día 29 en el CaixaForum de Palma a un centenar de personas para reflexionar acerca del papel de la mujer en la economía en Baleares. El foro fue organizado y presentado por la periodista Marilena Estarellas. «Nos falta información económica y formación económica. Es por ello que organizamos estos encuentros, para que podamos tomar ejemplo y tener referentes», explicó la organizadora.

La primera protagonista de la jornada fue Gema Pérez Ramón, directora de la Agencia Tributaria en el Ayuntamiento de Madrid. Explicó la situación de la mujer en el sector público a partir de su experiencia. «No creo en las cuotas. De hecho, en las oposiciones no hay cuotas, hay méritos, y parece ser que las mujeres tienen más tenacidad», explicó. «Creo que el liderazgo femenino es más democrático. No por autoridad, sino por diálogo. En el sector público la motivación es fundamental, porque no se puede premiar a los más trabajadores vía dinero», añadió. Como consejos personales, habló de no ponerse límites y de no pensar en «sacrificios», sino en «prioridades». «La Administración favorece la igualdad. Culturalmente no está mal visto tener bajas o permisos de conciliación, y en el sector privado sí. Pero, ¿qué son unos meses en toda una vida laboral?», reflexionó.

Mesa redonda

A continuación tuvo lugar una mesa redonda en la que participaron Cecilia Santos, directora comercial de Banca Privada de CaixaBank en Baleares; Eugenia Cusí, presidenta de PIMEM Restauración; Margarita Payeras, profesora de la UIB; y María José Massip, economista y auditora. La charla reflexionó acerca de la mujer trabajadora y la conciliación de vida laboral y personal.

«No quería tener que escoger entre el trabajo y la vida familiar», mencionó Payeras al exponer su caso particular y su experiencia como vicerrectora de la UIB con dos hijos, uno de ellos con discapacidad. También comentó que hay estudios que demuestran que si las mujeres ocuparan puestos directivos, aumentaría la productividad de las empresas. «Creo más en objetivos que en horas», dejó claro.

Cecilia Santos explicó las medidas de CaixaBank para la conciliación, como la flexibilidad horaria, el fomento del teletrabajo y la desconexión digital. «Nuestra empresa hace un gran trabajo en fomento del teletrabajo, flexibilidad horaria y por ejemplo no se pueden mandar correos a partir de cierta hora. Para conciliar, la planificación del tiempo es fundamental. Y los hombres también tienen que conciliar», señaló.

En cambio, Eugenia Cusí rechaza la palabra ‘conciliación’. «En lugar de pensar en renunciar, hay que pensar en la vida en general, en el bien colectivo y en concreto en el de los trabajadores», puntualizó.

Por su parte, María José Massip dio voz a las autónomas: «Mi límite es el que yo quiera. Creo que las mujeres tenemos que aprovechar nuestra capacidad de improvisar la organización, o de organizar la improvisación», indicó.

 Nieves Villena, economista y coach, ofreció una ponencia sobre las claves para llegar a la felicidad económica. «Gestionar la culpa, la inseguridad y el miedo que genera el dinero es vital. El dinero significa para nosotras seguridad, libertad, estabilidad, oportunidades... Pero, en cambio, en nuestro día a día el dinero nos genera tensión y miedo», reflexionó con la ayuda del público. Para ello, invitó a los presentes a transformar algunas creencias que existen sobre el dinero, como por ejemplo que «el dinero pudre», que «mejor pobre, pero honrada» o tratar el dinero como un tema tabú. «¿Por qué queremos apartar el dinero? Hay que amar la economía», sentenció. Para ello aconsejó acercar la energía masculina relacionada con el dinero -con valores como el orden, la dirección, el foco, la estabilidad- con la energía femenina -que ostenta valores como dar y recibir, escuchar, fluir, compartir-.

Por su parte, Dolors Feliu, directora de Recursos Humanos de CaixaBank en Baleares, explicó que la entidad cuenta ya con el 41,3% de mujeres directivas y quieren llegar al 43% al finalizar 2021. «En CaixaBank promovemos la diversidad, y no solo de género. Hemos firmado un nuevo plan de igualdad con todos los trabajadores. Tenemos un programa que se llama Wengage, para potenciar la igualdad de oportunidades y el liderazgo femenino. También tenemos un programa de mentoring con mentoras directivas, que ofrecen consejos, experiencias y conocimientos a mujeres predirectivas. Y vamos a celebrar en Mallorca la primera Global Mentoring Walk el 7 de marzo», explicó.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.