eSTRATELIS: donde los bancos no llegan

|

Valorar:
preload
eSTRATELIS es una consultora especializada en financiación institucional. Carlos Mulet y Nicolau Fuster están al frente de la sede que tiene la empresa catalana en Palma

eSTRATELIS es una consultora especializada en financiación institucional. Carlos Mulet y Nicolau Fuster están al frente de la sede que tiene la empresa catalana en Palma

eSTRATELIS ayuda a las empresas a conseguir financiación donde los bancos no llegan. Esta consultora fundada por Joan Tejada está especializada en el mercado institucional. Tiene su sede principal en Barcelona y cuenta con oficinas también en Madrid y Palma. Carlos Mulet y Nicolau Fuster están al frente de la delegación balear.

“La financiación institucional hace referencia a entidades como fondos de inversión, aseguradoras o mutualidades que ofrecen a una empresa alternativas al crédito bancario vía bonos, cotizaciones bursátiles u otras opciones diversas. En eSTRATELIS nuestro expertise es el cliente, la empresa”, explica el socio fundador. Joan Tejada considera que el momento actual, con la pandemia habiendo cambiado todas las condiciones de los mercados, supone un desafío.

“Las empresas crecen normalmente por prueba-error. Sin embargo, en esta ocasión, un error puede llevar a la defunción de la compañía. Hay que pensar que con la COVID-19 muchas empresas no se están financiando, se están endeudando. Por ello, es el momento de explorar los mecanismos de financiación institucional, ya que hay mucha liquidez en el mercado. Pero para ello hay que invertir primero en salud corporativa, y desde eSTRATELIS preparamos la empresa para que sea atractiva para recibir inversión”, señala.

VENTAJAS. Joan Tejada no duda en señalar las ventajas de la financiación institucional, que puede ser vía deuda o lo que se conoce como equity, entrando en el capital de la empresa, ya sea vía venta o ampliación. “La financiación institucional no implica que tú te vayas, porque se valora tu experiencia y tú llevas la compañía. Pero es que, además, el fondo puede ayudarte. No debe dar miedo siempre que sepas para qué quieres el fondo y qué necesitas”, añade.

Las empresas que quieran crecer vía mercados institucionales deben, primero de todo, profesionalizar la parte financiera. En este sentido, Tejada es claro: “La COVID-19 ha sido un baño de realidad para las compañías. Hay dinero en el mercado, pero solo invertirán en compañías excelentes. Para ello, es necesario hacer un landing, estudiar bien cómo funciona la compañía, hacer un plan estratégico que defina cuál es el cliente al que se quiere llegar, los estándares de calidad... para poder presentar tu compañía a los inversores del mercado institucional”, indica. Este es precisamente el proceso de acompañamiento que hacen a las empresas desde eSTRATELIS.

SERVICIOS. La empresa enfoca sus servicios de consultoría de forma específica a compañías en expansión y empresas familiares, tan presentes en la economía balear. En estas circunstancias, en la inmensa mayoría de casos las empresas deciden crecer vía deuda para no desprenderse de la propiedad.

Carlos Mulet explica los servicios generales que ofrecen: “Si una empresa tiene un problema o quiere crecer, vemos las ventajas del mercado institucional, que son compañías de seguros y mutuas, principalmente, que tienen liquidez para invertir. En el contexto actual de bajos tipos de interés, colocar este dinero en bonos les es más difícil, por lo que han bajado un escalón, hacia empresas más pequeñas que no cotizan. Es difícil que compañías como Mapfre o Mutua Madrileña conozcan a las empresas hoteleras de aquí, y ahí entramos nosotros”, indica.

eSTRATELIS conoce a las compañías inversoras y sabe qué tipo de empresas buscan para invertir. Es por ello que de esta manera es más fácil que abran la puerta.

El servicio de consultoría consiste en preparar al necesitado de inversión y al necesitado de financiación y casar estas dos demandas.

“Hacemos lo que se conoce como landing y approach. El landing es el aterrizaje, donde vemos si los números de la empresa cuadran y si lo que cuenta el dueño de la empresa, que normalmente es el fundador, es así. Para ello hay que diseñar un plan de negocio que incluya las expectativas y necesidades de la empresa. Luego pasamos al approach, en la que preparamos la compañía y la presentamos a algunos institucionales que sabemos que les pueda interesar por el tipo de sector o la expansión que se ha definido”, puntualiza Mulet.

“En la primera ocasión, el institucional hace un gran chequeo de la empresa para asegurarse de que deja dinero a alguien que lo puede pagar. Pero una vez estás dentro del sistema y vas cumpliendo, es fácil renegociar las condiciones si surgen nuevas oportunidades de crecimiento. Luego pueden darte dinero a un precio más bajo, porque la compañía tiene más capacidad de negocio”, añade Nicolau Fuster.

Después de analizar la empresa, la consultora con oficina en Palma, propone diferentes opciones para alcanzar los objetivos, ya sea deuda, equity, emisión de bonos, préstamos directos... Asimismo, hace un acompañamiento durante todo el proceso.

La consultora no cuenta con fondos de inversión propios para evitar cualquier conflicto de interés que pudiera surgir. “Somos como un departamento externo de la empresa pero necesario”, puntualiza Mulet.

ROBOT, UN CASO DE ÉXITO. eSTRATELIS asesoró a Robot SA en el acompañamiento y preparación de la empresa para su salida al Mercado Alternativo Bursátil, que hoy se llama BME Growth, en febrero de 2018. Fue la segunda empresa mallorquina en cotizar en bolsa después de Meliá Hotels International. “Robot es un caso paradigmático porque se trata de una empresa familiar que en lugar de crecer con deuda, salió a bolsa. Es una empresa impresionante, está a un nivel de tecnología entre las mejores del mundo, pero cuando va a un concurso para construir un hotel en Abu Dabi, se encuentra a multinacionales enormes y nadie conoce a Robot. En estas circunstancias, cotizar en bolsa es un aval”, señala Carlos Mulet.

Robot SA desarrolla sistemas automáticos para el control de edificios con un diseño y fabricación propios. Salir a bolsa ha implicado un proceso de transparencia y superar muchos requisitos burocráticos pero pero le ha permitido crecer “a pasos agigantados”.