¿Cuándo pasar de todo riesgo a terceros en el seguro del coche?

| Ibiza |

Valorar:
preload
Pasar de todo riesgo a un seguro a terceros.

Pasar de todo riesgo a un seguro a terceros.

Los vehículos tienen un gran valor cuando se compran y durante los primeros años de vida, por ello, lo más recomendable es asegurarlos a todo riesgo, de manera que cualquier desperfecto que pueda sufrir, tenga fácil solución y no le haga perder parte de su valor. Muchos seguros ofrecen coberturas para el total de los daños del coche o moto por los que se puede optar durante el primer período de vida del vehículo. Pero… ¿y después?

Cuando el valor de un coche se va reduciendo, los conductores optan por cambiar a un seguro más económico y, por tanto, con menos prestaciones, entre ellos, una póliza a terceros, asumiendo así económicamente cualquier daño que se ocasione al vehículo, siempre que sea el responsable. ¿Cuándo es el momento de hacerlo? Las claves para decidirlo son: la edad del coche, la edad del conductor, la lista de siniestralidad y el uso que se le da al vehículo.

El dato más importante es la antigüedad del vehículo, que será la que determine su valor en cada momento. En ello se basan las aseguradoras para ofrecer la cantidad de las indemnizaciones. Un vehículo con más de 12 años de vida ha perdido un valor del 90%, por lo que, la opción está clara: un seguro a terceros. Aunque si está opción no te tranquiliza puesto que no cubre robos o incendios, hay soluciones intermedias: coberturas con un plus de calidad con las que asegurar tu vehículo y garantizar tu tranquilidad.

Una cobertura con un plus de calidad

¿No quieres dejar tu coche asegurado a terceros y buscas una opción intermedia? Lo mejor es contratar el seguro de coche online, diseñar tu propio seguro de coche combinando online las prestaciones que mejor cubren tus necesidades, una posibilidad que ofrece Génesis gracias a su nuevo seguro de auto, con los mejores precios en todas las modalidades y que además puedes combinar como tú quieras.

Una gran alternativa es combinar diferentes coberturas y así añadir un plus de calidad en tu seguro de coche al mejor precio. De esta forma, te aseguras el mejor precio según tus requerimientos y las coberturas específicas que desees para tu seguro: asistencia, gestión, taller… No todos los conductores necesitan las mismas coberturas y no todos los vehículos precisan las mismas atenciones, por lo que, fusionar diferentes opciones es la solución más efectiva para todo conductor que quiera cuidar y alargar la vida de su vehículo.

Además de la antigüedad del vehículo, influyen otros factores que varían dependiendo de cada caso. Un conductor que no acumula partes, que aparca el coche en un garaje y que no lo utiliza a diario, no necesitará las mismas coberturas que otro cuyo vehículo aparca en la calle y que circula cada día. Estar más o menos expuesto a posibles daños determina la necesidad de una u otra cobertura.

Dependiendo de las coberturas que se soliciten, el seguro variará de precio, pudiendo ajustarlo siempre a las necesidades del conductor en cada momento e ir modificándolo cada año, con la pérdida progresiva del valor del automóvil o con el diferente uso que se le dé al mismo.