No es magia, es Moss Clinic

/ | Palma |

Valorar:
La doctora Moshgan Mahrami abrió Moss Clinic en 2019 en Eivissa.

La doctora Moshgan Mahrami abrió Moss Clinic en 2019 en Eivissa.

“Me dicen que hago magia con mis manos, pero no es magia. Es real; es tratar de conseguir la mejor versión de cada persona”, explica la doctora Moshgan Mahrami, propietaria de Moss Clinic. La doctora Moshgan se especializó en medicina familiar y comunitaria y estuvo trabajando durante 13 años en Urgencias. Precisamente, trabajando en este servicio descubrió su pasión por la estética, por lo que realizó el máster en Medicina Estética en Palma y allí trabajó dos años en alguna clínica estética como directora médica antes de empezar su trayectoria en solitario en Eivissa abriendo su clínica propia en el año 2019: Moss Clinic.

En la entrada de su clínica y en los diferentes espacios de la misma se puede ver el lema que define la manera de trabajar de la doctora Moshgan: “La mejor versión de ti”. “Mi filosofía de vida es que, pase lo que pase, nunca dejes de sonreír”, explica.

APERTURA. Moss Clinic abrió sus puertas en el año 2019 y, desde entonces, no ha parado de trabajar y sumar cada día clientes más fieles. Y es que por las manos de la doctora Moshgan y su equipo han pasado ya más de 4.000 personas de diferentes puntos de España y de Europa, entre ellas, personajes famosos.

“Siempre he querido tener mi propia clínica; soy una mujer afortunada por tener a mi lado a una persona maravillosa que me asesora, que me ha ayudado a construir y hacer realidad mi sueño; ha cogido las riendas de la parte empresarial y juntos caminamos con determinación y mucha ilusión. Moss Clinic empezó como proyecto hace dos años y hasta que inauguramos fue un trabajo duro y lleno de retos superados”, explica la doctora, quien ha popularizado muchos de sus tratamientos entre la población de Eivissa, del resto del país y del mundo, como los ya míticos Moss Lips.

“Moss Lips es mi técnica personal para diseñar los labios dándoles vida, hidratación y volumen de manera natural”, explica. También son muy demandados en Moss Clinic los tratamientos de botox para suavizar las arrugas de expresión. “Otro de los que más nos piden es el tratamiento de ojeras para mejorar la mirada cansada y la rinomodelación, que se hacen con ácido hialurónico”, explica. Además, la armonización facial tanto en hombres como mujeres “se ha convertido en algo muy demandado; se utilizan generadores de colágeno naturales”. En Moss Clinic también ofrecen tratamientos de remodelación corporal con aparatología médica, que mejoran la celulitis y la grasa localizada ya que se usa radiofrecuencia en combinación con ultrasonido.

La doctora Moshgan se caracteriza por su buen hacer y naturalizada. “En cada uno de mis trabajos busco la armonía y la naturalidad. Me gusta observar y exaltar la belleza de cada persona, respetando su belleza natural. Creo que mi forma de interpretar la armonía de un rostro y cómo realzar de manera natural los rasgos de mis pacientes es lo que entiendo que ha sido determinante para que mi trabajo guste y tantas mujeres y hombres confíen en mis manos”, explica con emoción la propietaria de Moss Clinic.

Y añade: “Siento un profundo respeto por cada uno de mis pacientes; mi responsabilidad es superar mis expectativas”. La doctora destaca que trabaja “con el mejor equipo, capaz de hacer evolucionar mis proyectos” y no escatima a la hora de elegir a los mejores proveedores y productos.

BELLEZA NATURAL. En cada trabajo, según relata la doctora, se plantea como objetivo “recuperar, realzar y potenciar la belleza natural de una manera mínimamente invasiva. Para mí, lo más gratificante es, sin lugar a dudas, la satisfacción de cada uno de mis pacientes; ver cómo sonríen, cómo superan complejos por asimetrías, incluso por accidentes o enfermedades neurológicas y mejoran así su calidad de vida. La mayoría de personas destaca la naturalidad de mis tratamientos, algo que es un signo distintivo de mi manera de trabajar”, relata.

Lo que diferencia a esta clínica del resto de oferta de medicina estética de Eivissa es, precisamente, “la forma de entender la medicina estética; la manera de moldear y resaltar la belleza. Es muy importante la calidad de los productos con los que se trabaja, pero es fundamental la técnica que se emplea para trabajar con estos productos”. En este sentido, la formación continua y la constante actualización de las últimas técnicas y productos les ayuda “a estar en las posiciones más altas entre las clínicas estéticas. Además, tengo al mejor equipo del mundo y eso marca la diferencia. Nuestro compromiso va más allá de la belleza”.

En cuanto a si es asequible para todos los bolsillos, la doctora Moshgan defiende que la medicina estética “es la medicina de la belleza, pero también de la salud y el bienestar. Casi todas las personas pueden realizarse tratamientos estéticos. En nuestras clínicas se pueden financiar los tratamientos a partir de diez euros mensuales”, precisa.

EXPANSIÓN. El éxito de la doctora Moshgan es tal que en noviembre del año pasado abrió otra clínica propia en Madrid. “Pasaba consulta en Madrid, Barcelona y Las Palmas una vez al mes y la cantidad de pacientes que venían de la Península comenzó a ser importante. Con la pandemia, paramos nuestros viajes y ha sido un orgullo que tantísimas personas hayan esperado mi regreso en una lista de espera durante ocho meses. He crecido en Madrid, estudié Medicina en la Complutense de Madrid y en la capital vive gran parte de mi familia. ¿Qué mejor lugar para comenzar la expansión? Además, encontramos una ubicación preciosa en el barrio de Salamanca”, explica. Sobre si piensa expandirse al resto de Balears, afirma que es “probable que pueda existir un lugar donde me gustaría tener otra clínica, pero ya veremos qué ocurre”.

Entre sus objetivos a corto y medio plazo se encuentra posicionar a Moss Clinic entre las mejores clínicas del país, además de incorporar las últimas tecnologías y la mejor aparatología del mercado, además de tener previsto incrementar su equipo: “Madrid es nuestro bebé, pero está creciendo muy rápido. Necesitamos aumentar nuestro equipo y continuar fortaleciendo nuestros cimientos. Aunque el mayor reto al que nos enfrentamos todos los profesionales médicos es la incertidumbre de esta nueva etapa marcada por el coronavirus”. Precisamente, la COVID-19 ha hecho que nos miremos más en el espejo: “La pandemia ha sido y está siendo difícil para todos. En medicina estética ha existido un aumento significativo de visitas desde que empezó el coronavirus. El tener más tiempo para mirarnos ha producido un efecto multiplicador en las visitas”, indica.

Y es que la medicina estética juega un papel fundamental en la autoestima, tal y como explica la doctora Moshgan: “La medicina estética tiene una gran influencia en el autoestima de la persona. Una persona con un autoestima fuerte tiene mayor capacidad para luchar por lo que realmente quiere. Nuestra estética influye en la forma en que nos sentimos por dentro”. Pero siempre hay que tener claro que hay que acudir a profesionales médicos cualificados, “con años de experiencia en su especialidad y cuyo criterio estético y su afán de unificar salud y belleza nos asegure resultados excelentes”, explica.

En este sentido, la lacra del intrusismo también está presente en medicina estética en Eivissa. “Únicamente, los médicos que han cursado un máster en Medicina Estética pueden ejercerlas; ni enfermeros, ni otros médicos sin titulación adecuada. Además, debe ser ejercida en una clínica o centro con las licencias y permisos otorgados por la Conselleria de Salud. Los primeros que tenemos que ser rigurosos con el intrusismo somos los ciudadanos, no debemos permitir que nadie juegue con nuestra salud”.