Las teleprácticas, una opción de aprendizaje en la empresa

/ | Palma |

Valorar:
Desde el 12 de marzo de 2020, toda la plantilla de Habitissimo trabaja desde casa. Un cambio radical, ya que antes de la pandemia el teletrabajo era voluntario.

Desde el 12 de marzo de 2020, toda la plantilla de Habitissimo trabaja desde casa. Un cambio radical, ya que antes de la pandemia el teletrabajo era voluntario.

MARCOS CARRERAS

Las restricciones económicas y sanitarias derivadas de la pandemia han implicado fuertes cambios en el seno de las empresas. ERTE, teletrabajo y también teleprácticas están a la orden del día. Esta última figura permite mantener el compromiso empresarial con la formación de los universitarios, que a pesar del coronavirus continúan con sus estudios superiores y requieren la aplicación práctica de los conocimientos adquiridos en la universidad.

Empresas como Habitissimo, con la colaboración del Departament d’Orientación i Inserció Professional (DOIP) de la UIB y la Fundació Universitat-Empresa de les Illes Balears (FUEIB), continúan apostando por el talento universitario a través de las teleprácticas.

“Como empresa tenemos la responsabilidad de facilitar la inclusión de los jóvenes al mundo laboral. Con la pandemia la situación no era la ideal, pero nos adaptamos. Solo paramos las prácticas durante quince días al inicio del confinamiento, y elaboramos un plan de incorporación de alumnos en prácticas completamente en remoto”, indica Lidia Nicolau, directora de Personas, Felicidad y Cultura de Habitissimo.

El plan ‘Onboarding’ de la empresa contempla tres días de formaciones en las que se explica el funcionamiento de los distintos departamentos, así como las herramientas de comunicación. Una semana antes, los estudiantes que tienen que empezar las prácticas van a la oficina central a recoger el equipo que necesitan, como ordenador portátil, ratón o pantallas, entre otros dispositivos. Durante estos tres días, tienen sesiones para conocer al tutor, a los compañeros y a la CEO, Sarah Harmon.

Además, cuentan con una gincana virtual, un ejercicio dinámico para romper el hielo en el que tienen que descubrir las facetas más personales de algunos compañeros. “Hacer prácticas es enriquecedor, además de obligatorio para algunos estudiantes. El hecho de hacerlas teletrabajando les sirve para aprender a trabajar de otra forma, una forma que cada vez está más extendida. Y recibimos muchas sugerencias por parte de los estudiantes, ya que conocen otros software o proponen dinámicas diferentes, de forma que pueden dejar su impronta”, señala Nicolau.

Habitissimo recibe cada año entre 10 y 20 estudiantes en prácticas, principalmente de los grados de Filología, Psicología, ADE, Economía, Matemáticas o Informática. La empresa cuenta con 210 trabajadores en toda España. Desde el 12 de marzo, el 100% de la plantilla teletrabaja.