Invertir en tiempos de pandemia

/ |

Valorar:
Luis García Langa, presidente de Sidiclear, y Luis Alberto Ferreyra, agente financiero de AndBank España, junto a Paula Serra, editora de El Económico, quien moderó el evento desde Palma. También participó en remoto Ana Rosa Castro, directora de ventas en España de Nordea.

Luis García Langa, presidente de Sidiclear, y Luis Alberto Ferreyra, agente financiero de AndBank España, junto a Paula Serra, editora de El Económico, quien moderó el evento desde Palma. También participó en remoto Ana Rosa Castro, directora de ventas en España de Nordea.

La coyuntura es complicada para aquellos que quieren invertir y obtener rentabilidad. El mundo está a expensas del ritmo de vacunación, que determinará el inicio y la velocidad de la recuperación. Para hablar de inversión en tiempos de pandemia, tuvo lugar el miércoles día 17 la tercera edición de la jornada ‘Perspectivas Económicas 2021’, esta vez en streaming. Un evento en que se explicaron las bondades de las cédulas hipotecarias europeas como producto de inversión de bajo riesgo y se detallaron las variables que hay que tener en cuenta sobre Inversión Socialmente Responsable (ISR), una tendencia que cobra relevancia día a día.

Participaron Luis García Langa, experto en asesoramiento patrimonial, formador en Aula finanzas y presidente de la sicav Sideclear, y Ana Rosa Castro, directora de Ventas en España de la gestora Nordea, que mueve 225.000 millones de euros en todo el mundo. El evento, que moderó la editora de El Económico y directora de Medios Audiovisuales del Grup Serra, Paula Serra, estuvo introducido por la bienvenida de Luis Alberto Ferreyra, agente financiero de AndBank España.

Ferreyra explicó que se está dando una gran diferencia entre el comportamiento de los mercados financieros y la economía real. “En Balears la caída del PIB ha sido del 27% en 2020, mientras el Nasdaq ha subido 40% y otros mercados han tenido un año muy bueno”, señaló. “Para poder entender esta disrupción económica y poder sacar dinero es necesario tener una perspectiva global, por ello tiene gran sentido hacer este evento”, manifestó Ferreyra, añadiendo que AndBank es una banca privada presente en 12 páises que gestiona activos por valor 20.000 millones de euros y que tiene como principales características la especialización y el enfoque de la diversificación.

LA VACUNACIÓN. La vacunación es la gran esperanza para la recuperación económica. Ana Rosa Castro describió la situación como de “positividad con cautela”. “El nivel de vacunación no está siendo lo rápido que se esperaba. Esto tiene una consecuencia importante, y hay cepas más contagiosas que empeoran las restricciones. Por otro lado, las políticas fiscales y monetarias seguirán y ya tenemos varias vacunas testadas. Por tanto, vemos recuperación económica pero tenemos que estar pendiente de la vacunación para saber cuándo se producirá”, mencionó.

Balears espera una rápida vacunación para poder retomar la actividad turística. En este sentido, ambos expertos aventuraron que el turismo se recuperará. Sin embargo, puntualizaron que algunas empresas no sobrevivirán, por lo que hay que elegir bien los activos de inversión.

RENTA FIJA. “Hay una complejidad muy fuerte en renta fija. Independientemente del vencimiento, la rentabilidad es negativa. Así que es complicado y hay que ser selectivo”, explicó la experta.

Luis García, en el mismo sentido, incidió en las dificultades para el inversor conservador. “El mercado está inundado de liquidez. A corto plazo representa valoraciones más atractivas de las compañías, pero también puede haber compras y absorciones. Además, las vacunas generan ruidos, pero aun así vemos otro año positivo para las bolsas. En cambio, el inversor conservador tiene un problema. Los depósitos no dan nada y tendría que añadir un poco más de riesgo. En este sentido hay bonos ligados a la inflación, hay renta fija emergente con un riesgo casi similar a la bolsa, emisiones de deuda de empresa a más largo plazo y hay bonos cubiertos, también llamados cédulas hipotecarias europeas”, indicó.

Perspectivas
Un momento de la retransmisión del evento.

La cédula hipotecaria europea es un tipo de activo financiero de renta fija que se emite con la garantía de la cartera de préstamos hipotecarios de la entidad de crédito emisora. Ana Rosa Castro explicó que se considera un activo muy seguro. “Tiene una doble seguridad por parte del emisor, que es la entidad bancaria, y por una serie de hipotecas. La Unión Europea le da un trato especial y ante una insolvencia o quiebra de una entidad bancaria, la cédula hipotecaria sería la primera en cobrar su inversión. Además, en 200 años este activo no ha tenido ninguna insolvencia. En Nordea tenemos distintos fondos, hay uno de un año de duración y un 1% de volatilidad. Por tanto, podemos ofrecer extra de rentabilidad sin tener que incurrir en un riesgo demasiado elevado”, matizó.

ISR. La Inversión Socialmente Responsable (ISR) está llamada a tener un papel crucial. Los ponentes dejaron claro que las empresas con criterios de sostenibilidad ambiental son, además, más rentables.

“En 2020, los índices que incorporan criterios ASG -ambientales, sociales y de gobierno corporativo- se han comportado mejor”, indicó Castro, y añadió que los informes que entregan las gestoras de inversión permiten conocer el impacto real de la apuesta por la sostenibilidad. De este modo, por cada cien mil euros de inversión en un fondo de este tipo, se puede conocer la cantidad de residuos o el agua que se ahorra y las emisiones que se evitan. Puso dos ejemplos de compañías con potencial: Ecolab, que se dedica a proporcionar usos eficientes del agua, y Kerry, de alimentación más sostenible con sabor similar.

García Langa explicó que las personas están cambiando sus hábitos de consumo hacia el kilómetro cero, el medio ambiente y la salud y que los reguladores también exigen estos parámetros.

CARTERA EQUILIBRADA. Para tener una cartera equilibrada, es imprescindible diversificar. García Langa dio su receta: “A largo plazo hay que estar en bolsa. Se puede apostar por la renta fija un poco diferente y hay que ir con cuidado con las tendencias ligadas con los millennials, como Tesla, las Amazon o las criptomonedas de turno. Apostamos por el mismo peso de sector cíclico, sector industrial y tecnología. Sobre todo, hay que invertir en fondos de calidad que tengan buenos resultados históricos. Las megatendencias -tecnología, inteligencia artifical, cambio climático, alimentación o deporte- lo han hecho infinitamente mejor que sectores cíclicos como la banca o las energéticas. En el sector tecnológico habrá mucho más crecimiento porque son parte imprescindible de la vida. De todos modos creo que hay oportunidades tanto en renta variable como en renta fija. También son importantes los mercados emergentes, sobre todo Asia, que está liderando la recuperación de COVID-19 y crece en innovación tecnológica. También importa el consumo emergente y las temáticas, como la ISR, salud, bienestar, justifica social o educación”, indicó.

La directora de ventas en España de Nordea, por su parte, también insistió en diversificar de acuerdo con el riesgo que se quiere asumir: “Puede haber renta fija flexible, la cédula hipotecaria europea, también divisas refugio para proteger la cartera, y se espera mayor rentabilidad en renta variable con diversificación”, señaló.

RIESGOS. Los principales riesgos para el inversor son, tal y como quedó patente, una potencial subida de la inflación, el crecimiento de la deuda y la inversión en productos de riesgo como las criptomonedas.

Respecto a la inflación y la deuda, se espera un incremento de la inflación pero contenido. De lo contrario, dada la expansión monetaria actual, se podría producir una nueva crisis.
En cuanto a las criptomonedas, García Langa fue claro: “El bitcoin es un activo especulativo que no se sustenta en nada. Las criptomonedas no serán un instrumento de pago a no ser que se estabilicen y hay que ir con cuidado con las estafas”.

Mientras que Ana Rosa Castro razonó que el IBEX se comporta peor que el resto de bolsas debido a que el sector financiero se ha visto castigado por las nuevas regulaciones y porque está compuesto por sectores de crecimiento más lento. También en este sentido habló sin tapujos García Langa: “El IBEX siempre lo hace peor por la incertidumbre política porque la economía española tiene sectores poco disruptivos. Se han quedado atrás respecto a países como China, Japón o Corea”, indicó.