Microcréditos: una forma fácil de conseguir efectivo para emergencias

|

Valorar:
Los microcréditos son préstamos rápidos que se solicitan por internet.

Los microcréditos son préstamos rápidos que se solicitan por internet.

¿A quién no le ha surgido algún imprevisto para el que necesitaba algo de dinero de forma inmediata? En este artículo abordamos una de las mejores formas de solventar esas situaciones de la forma más eficaz, los microcréditos, para que quien los pueda necesitar pueda decidir si solicitarlos con toda la información en su mano.

¿De qué se trata?

Como no puede ser de otro modo, tenemos que comenzar diciendo que los microcréditos son préstamos rápidos que se solicitan por internet, y para los que no suele ser necesario aportar más documentación que nuestro DNI y un número de cuenta para que nos ingresen el dinero.

Es decir, que de lo que hablamos es de una de las mejores formas de afrontar situaciones, como una reparación urgente de nuestro vehículo o el cambio de la lavadora, para las que necesitamos ese efectivo del que no disponemos justo en el momento en el que lo necesitamos.

¿Cómo se solicitan?

Ahora bien, respecto al qué saber a la hora de contratar un microcrédito, tenemos que decir que normalmente se trata de préstamos de una cantidad baja de dinero, aunque suficiente para poder afrontar situaciones como las comentadas en el apartado anterior, que otorgan entidades financieras en línea, de ahí que se concedan sorprendentemente rápido y que quien los solicita pueda ver el dinero en su cuenta bancaria a las pocas horas de habérselo concedido (normalmente no suele pasar más de un día).

Además, es necesario saber que para obtener los créditos rápidos de los que venimos hablando no suelen ser necesarios avales, y que incluso hay algunos de ellos para los que no importa que estemos o no en la lista de morosos de la Asociación Nacional de Entidades Financieras (ASNEF), por lo que puede decirse que son la mejor opción para que las personas que no pueden acceder al crédito por la vía de la banca tradicional tengan opciones de conseguir el dinero que necesitan en su día a día.

No obstante, también es importante que digamos que esas facilidades de las que hablamos son la plasmación de que las entidades que conceden los préstamos rápidos de los que venimos hablando depositan una confianza extra en sus clientes y que, obviamente, esa mayor confianza se ve representada en unos intereses más altos de los que tendríamos que afrontar cuando pagamos un crédito de la banca tradicional, motivo por el que es muy conveniente solicitar uno de estos microcréditos solo en caso de necesidad y liquidarlo lo antes posible para evitar sobrecostes innecesarios.

De todas formas, una vez que se tiene conocimiento de tales asuntos, la verdad es que los microcréditos online no muestran mayores riesgos que los que tendríamos que asumir al solicitar un préstamo en nuestro banco, y tienen la virtud de que se obtienen mucho más rápidamente y con menos requisitos.