La rentabilidad sigue lejos de 2019

|

Valorar:

Los ingresos por habitación disponible (RevPar) es el principal indicador de la rentabilidad hotelera. Pues bien, en los principales meses de la temporada turística -junio, julio, agosto y septiembre- el RevPar de Balears ha superado con claridad el registrado un año antes, pero se ha quedado muy lejos de los ingresos por habitación disponible del último año prepandemia (2019).

En Balears, el RevPar de junio fue solo de 55,5 euros. La temporada, prácticamente, no se había iniciado y fueron muchos los establecimientos que ni tan siquiera abrieron sus puertas. De junio de 2020 no hay datos, puesto que la práctica totalidad de la planta hotelera estaba cerrada. En cambio, en 2019, los ingresos por habitación disponible se situaban en 90,7 euros.

Los primeros días de julio no fueron nada fáciles, puesto que muchos establecimientos abrieron sus puertas, pero con ocupaciones débiles. De esta manera, el RevPar se situó en julio en 86,2 euros, mientras que en el mismo periodo de 2020 se quedaba en 50,7 euros. En cambio, en 2019, el RevPar había sido de 112,8 euros en Balears.

Agosto registró el mejor RevPar de este año al alcanzar los 103,3 euros en Balears, una cifra muy superior a los 53,7 euros de 2020 y muy lejos de los 125,5 euros de 2019.
Septiembre había despertado grandes expectativas, pero no fue el mes que el sector esperaba. En este sentido, el RevPar se situó en 78,3 euros en el noveno mes del año. El pasado año, con la pandemia en uno de sus momentos más duros, fue de 27,2 euros, pero en 2019 había alcanzado los 93,5 euros.

Los ingresos por habitación disponible han sido más altos en las Pitiüses que no en Mallorca y Menorca. Durante los cuatro meses de temporada alta, el RevPar registrado en Eivissa y Formentera fue el más elevado, como también había sucedido en 2019. En este sentido, durante el pasado mes de junio se situó solo en 68,2 en Eivissa-Formentera cuando en 2019 había alcanzado los 105,7 euros. En julio, los ingresos por habitación disponible fueron en las Pitiüses de 111,9 euros, lejos de los 138,1 euros de 2019. En cambio, en agosto, la distancia entre este año y 2019 se reduce de forma sustancial. El RevPar fue este año de 151,3 euros, mientras que en agosto de 2019 había alcanzado los 163,1 euros. Finalmente, los ingresos por habitación disponible fueron de 103,4 euros en septiembre, mientras que en 2019 habían sido 104,6 euros.

En Menorca, el RevPar se quedó lejos de los registros de 2019 durante los cuatro meses de temporada alta. Los ingresos por habitación disponible fueron superiores en Menorca a los registrados en Mallorca en junio, julio y agosto. En septiembre, en cambio, fueron superiores en Mallorca. En 2019, el RevPar de Menorca fue superior al de Mallorca en julio y agosto, pero no en junio y septiembre. En Menorca, el RevPar fue de 55 euros, ascendió hasta los 96,2 euros en julios y alcanzó los 126,2 euros en agosto. En septiembre experimentó un severo retroceso y se quedó en 66,3 euros.

En Mallorca, los ingresos por habitación disponible fueron de 51,5 euros en junio para alcanzar los 78 euros en julio. En agosto, el RevPar alcanzó los 84,5 euros y en septiembre bajó hasta los 74 euros.

El turismo de lujo se ha recuperado mejor. En este sentido, los ingresos por habitación disponible de los hoteles de cinco estrellas, aunque no han recuperado los niveles de 2019, han conseguido cifras más que aceptables. En este sentido, el RevPar de los establecimientos de cinco estrellas en Balears se situó en 119,8 euros en junio, mientras que los de cuatro estrellas se quedaba en 59,2 euros y los de tres en 33 euros. En julio, el RevPar alcanzó los 193,8 euros en los hoteles de cinco estrellas y se quedaba en 86,8 y 68,9 euros, respectivamente, en los hoteles de cuatro y tres estrellas.

En agosto, los ingresos por habitación disponible en los hoteles de cinco estrellas alcanzaba los 200,9 euros, mientras que en los de cuatro era de 101,9 y 91,6 en los de tres. Finalmente, el RevPar en los hoteles de cinco estrellas en septiembre se situaba en 165,3 euros, muy por encima de los 79,5 euros de los establecimientos de cuatro y los 64 euros en los de tres.

ADR. La tarifa media diaria, pese a que la práctica totalidad de los hoteleros han tenido que realizar importantes ofertas durante la temporada, ha sido superior en Balears a la registrada en 2019.

Em junio, la tarifa media diaria en Balears se quedó en 117,5 euros, aunque en 2019 había sido de 105,2 euros.

En julio, el ADR ascendió hasta los 138,4 euros, claramente superior a los 126,6 euros registrados en 2019. En agosto, la tarifa media diaria alcanzó su précio máximo, que se situó en 154,3 euros, muy superior a los 136,6 euros del último año prepandemia. Finalmente, destaca que en septiembre, el ADR sufrió un severo retroceso, aunque se quedó muy por encima de los 106,2 euros de 2019.

Por islas, la tarifa media diaria registrada de junio a septiembre en Mallorca, Menorca y Eivissa-Formentera fue mayor que en 2019 y, evidentemente, también fue superior a la registrada en 2020.

Eivissa tiene el ADR más elevado en los cuatro meses de temporada alta, mientras que Menorca también supera a Mallorca.

En Mallorca, el ADR de junio se situó en 107,6 euros, mientras que en julio alcanzaba los 126,3 euros para llegar a los 130,8 en agosto. En septiembre, el ADR descendió para quedarse en 110,7 euros.

En Menorca, la tarifa media diaria fue de 134 euros en junio para superar ya los 150 euros en julio (152,9). En agosto, el ADR llegó en Menorca a los 178,7 euros, pero experimentó un abrubto descenso en septiembre para quedarse en 113,6 euros.

Hace ya un buen número de años que Eivissa y Formentera consiguen muy buenos precios. Este 2021 no ha sido una excepción. La temporada comenzó con timidez en junio, pero las Pitiüses ya registraron un ADR de 145,8 euros. En julio, la tarifa media diaria se situó en 179,3 euros y en agosto superó los 200 euros (209,9). Finalmente, en septiembre, el ADR se quedó en 153,3 euros.

REVPAR POR MUNICIPIOS. Los ingresos por habitación disponible (RevPar) en los diferentes municipios turísticos de Balears dejan en evidencia que junio no fue un buen para los hoteleros. Julio, curiosamente, fue peor que el pasado septiembre en algunos municipios. En cambio, las estadísticas dejan bien claro que agosto fue el mejor mes con dos únicas excepciones: Capdepera y Sóller. En ambos municipios, los ingresos por habitación disponible fueron más altos en julio que en agosto. Y, además, en Sóller, durante el pasado julio se marcó el mejor registro de la temporada al alcanzar unos ingresos por habitación disponible de 224,1 euros. A continuación, y ya en agosto, figuran Formentera (221,7) y Eivissa (189,7).

En junio, la temporada estaba aún prácticamente paralizada, con numerosas restricciones que dificultaban los viajes y las estancias de los turistas. De esta manera, un solo municipio, Formentera, sobrepasa los 199 euros, consiguiendo unos ingresos por habitación disponible de 106,2 euros, por delante de Sóller (96,9) y Eivissa (92,4).

En julio, Sóller consiguió los mejores ingresos por habitación disponible con un total de 224,1 euros, por encima de Formentera (158,9) y Eivissa (156,7). Destacar también Santa Eulària del Riu, que también obtuvo un RevParpor encima de los 100 euros (109,8), y Maó (108,9).

En agosto, un total de siete municipios superaron los 100 euros de ingresos por habitación disponible, pero solo Sóller era mallorquín. El municipio con unos ingresos por habitación disponible más elevados fue Formentera (221,7), seguido de Eivissa (189,7), Sóller (183,2) Santa Eulària del Riu (157,5), Maó (135,6), Ciutadella (119,7) y, finalmente, también por encima de los 100 euros Sant Josep de sa Talaia (118,4).

Destacar, finalmente, que en septiembre, Sóller fue de nuevo, como ya había sucedido en julio, el municipio con mayores ingresos por habitación disponible (178,9) por delante de Eivissa (121,9) y Sant Josep de sa Talaia (117,3).

Por otra parte, la tarifa media diaria (ADR) por municipios ha tenido un resultado desigual. En todo caso, queda claro que, en general, se han conseguido mantener o rebajar ligeramente los precios de 2019.