La circularidad empresarial

|

Valorar:

El pasado día 5 noviembre iniciamos en CAEB, de la mano de CEPYME, el programa “Circularidad en las pymes. Oportunidad Estratégica”.

En CAEB tenemos el firme propósito de fortalecer la economía de Balears y convertirla en todo un referente de progreso y bienestar económico, social y medioambiental. Estamos afrontando una etapa muy disruptiva y de enormes retos. Por este motivo queremos seguir estando al lado de las empresas, de todos los tamaños y sectores, y ofrecerles todo el apoyo necesario para ayudar a sobrellevar con éxito los desafíos que tenemos por delante.
Las empresas son el motor de la economía. Un motor que ha sufrido un contratiempo: la pausa del tejido productivo provocada por la pandemia que ha afectado negativamente a todas las empresas de nuestra comunidad. Pero este desafío también ha propiciado un impulso a la reflexión, hacia una perspectiva distinta, a un momento de cambio con un nuevo punto de partida con el objetivo de encontrar mejores oportunidades y también mejores soluciones que vayan de la mano hacia una reactivación más sostenible.

Recordemos que esta crisis en la que nos encontramos hizo disparar, todavía más, las alarmas sobre la manera de gestionar nuestros recursos. Nos obligó a parar y también nos invitó a reflexionar sobre cómo adaptarnos a todos los cambios acontecidos. Además, nos puso a todos a prueba para que reconectásemos de una forma más amable con la naturaleza.

En CAEB queremos ayudar a todas las empresas a hacer frente a los retos marcados por la actualidad y así mimetizarnos con los objetivos marcados por la agenda 2030. La economía lineal llegará a su fin dando paso a la nueva economía circular.

El nuevo modelo de producción y consumo debe garantizar un uso eficiente de los recursos y una reducción al mínimo de la generación de residuos. Y para ello necesitaremos cambiar y reducir los hábitos de consumo.

Para alcanzar la circularidad como vía de progreso, las empresas necesitan disponer de incentivos fiscales adecuados que propicien el desarrollo de iniciativas innovadoras orientadas a la transición energética y ecológica de la economía de Balears. Las soluciones solo pueden llegar de la mano de estos apoyos fiscales, de las inversiones y de la adaptación de las empresas.

La transición hacia la economía circular es la opción más responsable, pero no la única. Se trata de una vía de progreso hacia la productividad. Creemos que personas, empresas y administraciones debemos comprometernos firmemente y todos a la vez con la sostenibilidad para seguir avanzando. Este compromiso ético es, además, un factor clave para la competitividad y el progreso de Balears.