Los opositores ucranianos denuncian supuestas corruptelas de Yanukóvich

Oposición y Gobierno exploran una nueva negociación tras el acuerdo parcial sobre amnistía

| Kiev |

Valorar:
preload
Un retrete dorado, como símbolo de corrupción, en el pedestal que ocupaba la figura de Lenin derribada por los manifestantes.

Un retrete dorado, como símbolo de corrupción, en el pedestal que ocupaba la figura de Lenin derribada por los manifestantes.

04-02-2014 | DAVID MDZINARISHVILI

Pequeños grupos de la oposición ucraniana, que llevan más de dos meses de protestas contra el Gobierno, protagonizaron ayer varias acciones para denunciar supuestas corruptelas del presidente, Viktor Yanukóvich.

Mientras, oposición y Gobierno exploran una nueva negociación tras el acuerdo parcial sobre amnistía de los manifestantes al que la semana pasada llegaron líderes de uno y otro lado y que luego rechazaron los opositores en el Parlamento y en las calles.

Además, se esperan nuevas iniciativas internacionales para desbloquear la crisis en la que se vio envuelto el país, que se debate entre profundizar su relación con Rusia o con la Unión Europea.

Ayer, un grupo de opositores denominado Alianza Democrática se manifestó delante de la sede del Deutsche Bank en Kiev, al que acusaron de hacer negocios oscuros con el entorno del presidente Yanukóvich.

«Deutsche Bank parece que es usado para blanquear dinero ucraniano procedente de la corrupción», dijo uno des manifestantes, Viktor Androusiv. Según este grupo, que repartió algunos billetes manchados de sangre, el banco alemán opera con una banca que pertenece al hijo jefe del Estado, Oleksandr Yanukóvich.

Estas acusaciones no han sido probadas y el banco no ha dado detalles sobre esa supuesta relación. No obstante, el 'número dos' de Deutsche Bank en Ucrania, Oleksy Rybenko, salió a la calle para decir a los manifestantes que trasladaría su mensaje a la dirección de la entidad en Fráncfort.

Por otra parte, un grupo de activistas opositores colocó un retrete dorado sobre el pedestal vacío de la estatua de Lenin que fue derribada por manifestantes ucranianos el pasado diciembre en el centro de Kiev.

Los activistas del Euromaidán (la plaza donde se concentra la oposición proeuropea desde noviembre) lo colocaron allí en alusión a la leyenda urbana que señala que el presidente, Víktor Yanukóvich, tiene un retrete de oro en su residencia de Mezhigorie.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.