Coronavirus

China lucha contra un brote de COVID que amenaza a Pekín

Datos de contagios que no se habían visto desde meses

| Madrid |

Valorar:

El Ministerio de Sanidad de China ha notificado este miércoles medio centenar de casos de COVID-19 transmisión local, fruto de un brote que se extiende ya a más de una decena de provincias y que preocupa en megaurbes como Pekín, donde los positivos acumulados alcanzan ya niveles que no se habían visto desde hace ocho meses.

El Gobierno del gigante asiático lleva días contando por decenas las cifras diarias de nuevos casos de coronavirus, dentro de un balance que tiende siempre a minimizar los números --discrimina siempre en función de si los enfermos presentan síntomas o son casos importados-- y que las propias autoridades han reconocido como preocupante.

Según el Ministerio, se han confirmado 50 nuevos casos de transmisión local y otros nueve importados, informa la agencia Xinhua. De los contagios comunitarios, 32 corresponden a la región de Mongolia Interior, cinco en Ghizhou y cuatro tanto en Shandong como en Gansu. En esta última provincia se encuentra Lanzhou, de cuatro millones de habitantes y confinada para evitar contagios.

El recuento oficial notifica también tres nuevos positivos en Pekín, donde ya se han registrado alrededor de una veintena de casos desde la aparición del actual brote, que se habría extendido por distintos puntos de China a través de un grupo de turistas que visitaron la zona norte del país.

Aunque la expansión del virus en Pekín se atribuyó inicialmente a una pareja de académicos que habían recorrido el noroeste de China a principios de octubre, el temor principal vino de una segunda pareja que supuestamente ignoró los síntomas y expuso a cientos de personas --se han identificado más de 1.500 contactos--, informa la agencia de noticias Bloomberg.

La Policía ha abierto una investigación penal para determinar si la pareja violó las regulaciones sanitarias en vigor y el Ministerio ha pedido a la población que no se automedique para bajar la fiebre y, en cambio, acuda siempre a centros médicos.

La capital ha restringido la entrada de los viajeros procedentes de zonas con casos. Quienes quieran llegar a Pekín deben demostrar que no están contagiados y serán sometidos a una vigilancia ya en el interior de la ciudad, donde se han limitado los aforos en lugares públicos tanto interiores como en exterior.

Por otra parte,casi 10.000 turistas permanecen atrapados en el condado de Ejin, en Mongolia Interior. El ministro de Sanidad, Ma Xiaowei, ha visitado la zona y ha exhortado a las autoridades locales a garantizar el retorno seguro de estas personas.

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

De momento no hay comentarios.