El Senado aprueba la reforma de la ley del aborto con la mayoría de la oposición en contra y varios díscolos del PP

| Madrid |

Valorar:

El Pleno del Senado ha aprobado este miércoles definitivamente la reforma de la ley del aborto para impedir que las menores de edad puedan interrumpir su embarazo sin el consentimiento de sus padres o tutores legales, promovida por el PP, con los votos en contra de al menos tres senadores de esta formación.

La modificación legislativa ha salido adelante con 145 votos a favor, 89 en contra y 5 abstenciones.

La reforma de la ley del aborto ha pasado así su último trámite parlamentario, sin ninguna enmienda, y entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

Los senadores 'populares' contrarios a la reforma, como Angel Pintado, Gari Durán, y José Ignacio Palacios, han emitido su voto negativo rompiendo la disciplina del grupo parlamentario. Además, tres senadores de esta misma formación se han ausentado de la votación para no tener que apoyar la iniciativa; y Ana Torme ha emitido su voto en blanco para no mostrar su objeción a la iniciativa 'popular'. Amelia Salanueva de UPN ha votado también en contra.

Vetos

El Pleno del Senado ha rechazado los siete vetos de IU, CC, ICV, ERC, PSC, Podemos y PSOE a la Proposición de Ley Orgánica para reforzar la protección de las menores y mujeres con capacidad modificada judicialmente en la interrupción voluntaria del embarazo, que impondrá el consentimiento paterno a las chicas de 16 y 17 años que acudan a abortar.

Los senadores que han defendido estos vetos han criticado que el Gobierno reforme la Ley de Salud Sexual e Interrupción Voluntaria del Embarazo, aprobada por el Gobierno socialista en 2010, mediante una proposición de ley y no un proyecto para evitar los informes preceptivos, algo que, a juicio del senador José Enrique Iglesias de IU resulta «escandaloso» porque esta reforma nace del «fracaso» de un proyecto impulsado por el exministro Alberto Ruiz Gallardón, que le llevó a la dimisión.

La senadora del PP, Dolores Pan, ha defendido que la reforma busca por proteger a los menores, por un lado, y devolver a los padres la capacidad de ayudar a sus hijas en una situación «tan dramática como ésta», por otro. «No caben por tanto interpretaciones más allá de la defensa del menor y que los padres puedan acompañarlas», ha indicado, para añadir que esto «no es un tema menor».

Asimismo, ha afirmado que en el tema del aborto «no hay un pensamiento único en la sociedad» ha subrayado la senadora 'popular'. «No sólo defendemos el criterio del PP sino el de las personas que se sienten de otros credos y posicione políticas que creen que una menor tiene que estar protegida en un asunto de esta trascendencia y que son sus padres quienes las proporcionan el mejor consejo», ha subrayado.

«¿Es así como defienden sus ideologías, por la puerta de atrás?», ha preguntado la portavoz socialista de Sanidad en la Cámara alta, Encarna Llinares, en relación al mecanismo elegido por el Gobierno para reformar la Ley del Aborto. Llinares ha señalado que la iniciativa no responde a una necesidad social porque «no ha habido manifestaciones en la calle para pedirla».

Estos senadores han coincidido durante la defensa de los vetos en calificar la reforma de «inoportuna», «retrógrada» e «innecesaria» y en denunciar que «atenta contra la vida de las jóvenes» a las que «aboca al aborto clandestino e inseguro». También han tachado de «electoralista» esta propuesta para «acallar» a los sectores «más integristas» del PP y de la Conferencia Episcopal.

Asimismo, todos han tachado de «falsa» la premisa que ha llevado al PP a presentar esta proposición, pues, según han explicado, con la ley actual es «obligatorio» informar a los padres y sólo en «casos extremos» no es necesario este consentimiento de tutores o progenitores por encontrarse la menor en una situación intrafamilar «grave».

«¿Díganme como vamos a proteger a estas jóvenes que se encuentran en situación de vulnerabilidad?», ha preguntado a los 'populares' la senadora de Podemos, María Isabel Mora, que ha reprochado al PP de no prever «ni una sola medida» en su reforma para atender a este colectivo.

Tanto Iglesias, como Mora, Julios y la senadora de ERC Ester Capella han alertado de la «falta de rigor científico» del PP y han recordado los datos de 2014 sobre interrupción voluntaria del embarazo, que revelan que el porcentaje es de chicas de 16 y 17 años que han recurrido al aborto es del 3,6 por ciento y que en el 87,6 por ciento de estos casos los padres y tutores han sido informados.

«Legislan para un colectivo de 500 mujeres, las más vulnerables y desprotegidas y esto es muy preocupante desde un punto de vista social», ha indicado el senador Jordi Guillot (ICV), que ha cuestionado que «si éstas chicas son inmaduras para abortar solas, ¿cómo van a ser maduras para ser madres?».

Mónica Almiñana del PSC ha indicado que no encuentra otra motivación que la «electoralista» para que el PP a presente una proposición que, a su juicio, «sólo genera sufrimiento».

Durante la defensa de los vetos, varios senadores han recordado a la ginecóloga y edil socialista Elena Arnedo, fallecida el pasado 7 de septiembre, que para la portavoz del PSOE «fue una mujer comprometida con el feminismo y una pionera en la defensa de los derechos sexuales y reproductivos».

Desde el PNV, el senador José María Cazalis ha argumentado su posición en contra de la reforma y a favor de los vetos por los «mismos motivos» que la mayoría de los grupos de la oposición. «El PP se ha vuelto a quedar solo», ha indicado el senador vasco, que ha defendido que las menores en situación de riesgo de conflicto grave deben quedar excluidas de esta reforma, al igual que las menores inmigrantes en situación irregular o las que están solas en España.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.