Caso Anna y Olivia

El padre de Tenerife metió el cadáver de su hija en una bolsa de deporte y la amarró a un ancla

| Tenerife |

Valorar:
Anna y Olivia, de 1 y 6 años respectivamente.

Anna y Olivia, de 1 y 6 años respectivamente.

Tomás Gimeno, el padre que secuestró a sus dos hijas en Tenerife, metió el cadáver de su hija mayor Olivia en una bolsa de deporte y la amarró a un ancla en el fondo del mar.

Tras el hallazgo del cuerpo sin vida de la pequeña este pasado jueves, fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC), han señalado que fue hallado por el robot del buque oceanográfico 'Ángeles Alvariño' a unos 1.000 metros de profundidad, a unas tres millas de la costa tinerfeña.

Junto a la bolsa de deporte donde estaba Olivia había otra bolsa vacía. El cuerpo fue trasladado a tierra sobre las 18.00 horas y llevado al Anatómico Forense para el levantamiento. El 'Ángeles Alvariño' continúa su rastreo en la zona para localizar a Anna, la otra pequeña desaparecida, de tan solo un año.

40 días de búsqueda

La desaparición de Anna y Olivia se produjo el martes 27 de abril. Tomás Gimeno recogió a sus hijas a las cinco de la tarde, tal y como había pactado con Beatriz, madre de las niñas. Aunque debía entregarlas a las nueve de la noche, nunca llegó a hacerlo. A partir de entonces se suceden una serie de llamadas en las que Gimeno advierte a Beatriz de que no las volverá a ver nunca más. También envía mensajes de despedida a su padre y a amigos.

Beatriz y el padre de Tomás denuncian los hechos ante la Guardia Civil y la tarde del miércoles aparece una embarcación propiedad de Gimeno a la deriva y vacía frente al Puertito de Güímar. Al día siguiente, con la primera luz del día se despliega un amplio dispositivo de búsqueda que halla flotando en el mar una silla de coche para bebés que pertenece a Anna, la menor de las niñas.

Las cámaras del Puerto Deportivo Marina Tenerife captan a Tomás Gimeno el día de la desaparición. Según las imágenes, llega al muelle con su coche a las nueve y media. Da varios viajes entre su vehículo y la lancha para llevar bolsos, maletas y ropa. Poco antes de las diez sale a navegar y regresa a las once y media. Compra un cargador en una gasolinera cercana, carga la batería en la garita del vigilante del muelle deportivo y a las doce y media zarpa por última vez.

Como consecuencia de la desaparición, el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 3 de Güímar incoa diligencias previas por la presunta comisión de un delito de secuestro y declara la investigación bajo secreto de sumario. La Guardia Civil también encuentra restos de sangre en el baño de Tomás Gimeno. Finalmente se comprueba que son de él.

La investigación llevó aparejado varios registros en la finca propiedad de Gimeno, situada en Igueste de Candelaria, donde nunca se encontró nada relevante. Tampoco en la lancha y en el coche. Incluso se llegó a usar perros de la Guardia Civil especializados en la búsqueda de restos biológicos.

Desde que se produjo la desaparición de las niñas, la Guardia Civil siempre ha barajado numerosas hipótesis, entre ellas que pudiese haber huido con la ayuda de terceras personas o que los cuerpos pudieran haber sido arrojados desde la lancha y estar en el fondo del mar.

Esta línea de investigación condujo a que la Guardia Civil solicitase la colaboración del Instituto Español de Oceanografía (IEO), que dispuso el buque 'Ángeles Alvariño', dotado de un radar de barrido lateral y un robot submarino, que han sido vitales para el hallazgo, primero, de una botella de aire comprimido y una funda nórdica de Tomás Gimeno, y para encontrar en esa misma zona el cuerpo sin vida de Olivia.

Esta es una noticia de última hora y en evolución que se ampliará y actualizará. Recargue esta página o vuelva a consultarla para obtener más detalles sobre la última hora de esta noticia.

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

Aldo
Hace 9 días

Vila Resiste,siempre que leo un comentario tuyo,solo sabes hacer lo mismo,una comparación,sacando un caso repugnaste por igual,de entre 100 de mujeres muertas y maltratadas o parricidios.Tú sigue así,haciendo campaña por tus amigotes de Vox,conmigo no cuentes más para que te de una réplica.Tú perfil machista,apesta…siempre con tu misoginia por bandera. Pasa al siguiente y déjame tranquilo,tú posición me produce repugnancia,es cuestión de opiniones…unos decidimos avanzar,progresar en nuestra posición hacia las mujeres,otros seguiréis intentado defender y manipular lo indefendible y seguir en las cavernas,Pasa de mi por favor,yo desde ya lo hago de ti.Saludos
Valoración:1menosmas

Vila resiste
Hace 9 días

Aldo, y la mujer de Sant Joan Despí que ha matado a su hija de 4 años para vengarse de su ex pareja, que nombre le ponemos? Aquí no decimos pobre niña y pobre hombre? El problema no es ponerse de lado, el problema es que penséis que la violencia tiene género, raza, condición sexual, edad, o lo que sea. Hay personas violentas (hombres, mujeres, homosexuales, heterosexuales, cristianos, musulmanes, blancos, negros, ancianos, jóvenes...) y hay que luchar contra TODA la violencia, no sola contra la que nos interesa políticamente. A nadie se le ocurriría llamar violencia migratoria a toda aquella cometida por personas no Españolas, sería absurdo, pero con la violencia llevada a cabo por hombres, nos parece lo más lógico...
Valoración:2menosmas

Aldo
Hace 10 días

Es una barbaridad,que sangre fría y malead. Nadie debe mirar a otro lado,hay que condenar la violencia machista, no darle alas. Pobres niñas,pobre madre y familia.Dep.
Valoración:17menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1