Consejos de seguridad para usar las tarjetas de crédito

Valorar:

Las tarjetas de crédito son un instrumento tremendamente útil, pero que en los últimos tiempos ha sido un objetivo habitual de los amigos de lo ajeno.

Los robos con tarjeta de crédito ya no se limitan a que los ladrones te acompañen al cajero para que saques el dinero y se lo des. Ahora, los robos pueden ser mucho más sofisticados y perpetuarse sin que le víctima se entere hasta pasado bastante tiempo. Para evitarlos, puedes seguir estos consejos para usar tarjetas de crédito.

1 Nunca des el PIN

Sabemos que lo sabes, que lo has oído 80 veces y que no te aporta nada leer esto, pero a pesar de ello, todavía hay muchísimas personas que acaban dando su PIN, tras una amplia explicación de un supuesto agente telefónico sobre un problema que hay que solucionar cuanto antes.

No lo des nunca, no importa la explicación.

2 Asegúrate de que la web tiene una URL https

Cuando vayas a comprar algo por internet, siempre debes fijarte que la dirección de internet de la página en la que estás empiece por https en lugar de solo http. Esa ese significa que los datos que salen de tu ordenador a la web, viajan encriptados.

3 No hagas clic en los correos electrónicos

El phishing o suplantación de identidad ha alcanzado un nivel de perfección excelente. Lo más seguro es no hacer nunca clic en los correos electrónicos si luego vamos a introducir datos personales o los datos de la tarjeta. Para esos casos, la mejor forma de asegurarte que los datos no van a parar a estafadores es no hacer clic en el link y visitar la web de la empresa directamente.

4 No uses wifis públicos para comprar

Si necesitas comprar algo utiliza los datos de tu teléfono o espérate a llegar a casa. Los wifis públicos pueden estar siendo monitorizados por ladrones que se aprovechan de la gran cantidad de personas que los usan.

5 Cómprate una cartera RFID

Si frecuentas lugares muy concurridos como por ejemplo el transporte público, puede interesarte llevar una tarjeta RFID.

Ahora mismo, los ladrones pueden robarte accediendo a tu tarjeta con un lector RFID. No necesitan tocarte, simplemente acercarse a unos 20 cm de ti. Las carteras RFID bloquean la señal y no permiten estos robos.

6 Si ves algo raro en el cajero, no saques dinero

El skimming consiste en la clonación de la tarjeta cuando la introduces en la ranura del cajero. Generalmente, los clonadores están bien disimulados y no puedes hacer mucho por evitarlo, ya que debe ser el banco quien lo haga. De todos modos, no está de más echar un vistazo y si vemos algo poco familiar en el cajero, no sacar dinero hasta que encontremos otro.

Conclusión

Alcanzar la seguridad completa es imposible, pero ponérselo difícil a los ladrones suele hacer que se olviden de nosotros y busquen otra víctima. Al fin y al cabo, muchas personas no toman la más mínima medida de seguridad.

Pon en práctica estos consejos y utiliza el sentido común. Con un poco de suerte será suficiente.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.