Las zapatillas sucias y viejas que no lo son y cuestan 1.500 euros. | Balenciaga

0

Unas zapatillas que a la vista están más para tirar a la basura que para usar son el último grito de la moda y cuestan casi 1.500 euros.

La marca Balenciaga ha sacado al mercado esta línea de zapatillas, que recuerdan a una ‘Converse’ que han pasado más conciertos en su vida de los que podían imaginarse, que se pueden ‘pre-ordenar’ a través de su página web.

En Yo Dona han analizado la campaña que las publicita y asegura que el secreto de su éxito radica en que hace creer al consumidor que al verlas así de desgastadas le durarán para toda la vida y que eso evoca al consumo responsable.

Lo que está claro que no son ni para todos los bolsillos ni para todos los gustos.