0

La inclusión de una empresa mallorquina, como es el caso de Globalia, en el proceso de renovación de las licencias de handling en la red de aeropuertos estatales que gestiona AENA confirma la expansión del grupo que dirige Juan José Hidalgo. La presencia de Globalia asegura una mejora en los servicios de tierra de cara a los pasajeros y compañías, pero también desde la perspectiva de la libre competencia en un sector muy necesitado de los efectos de la liberalización. Uno de los impactos más inmediatos puede ser una rebaja en el precio de los billetes, sólo los servicios del handling computan con un 5% en las tarifas aéreas que pagan los ciudadanos.

Principales aeropuertos. La adjudicación de AENA supone la presencia de Globalia en los principales aeropuertos españoles –Madrid, Barcelona, Málaga, Alicante, Ibiza, Tenerife, ...–, y por supuesto el de Son Sant Joan. A los conocimientos propios del sector aéreo, en Globalia se une su vinculación con el turismo, una combinación que permite aventurar un salto cualitativo y cuantitativo en los servicios aeroportuarios de los que se beneficiarán tanto las compañías como los pasajeros. El contrato de AENA tendrá una vigencia para los próximos siete años.

Dinamismo empresarial. Globalia está dando ejemplo de un dinamismo empresarial con una influencia muy directa en Balears. La entrada en los aeropuertos de Mallorca y Eivissa significará, necesariamente, la realización de importantes inversiones y la contratación de personal. Los beneficios inciden de manera directa en la economía regional, al igual que otros retos tecnológicos del grupo con sede en Llucmajor, desde el control logístico de toda su flota, la incorporación de los aviones de última generación en los trayectos transoceánicos o la base de simuladores para todas las tripulaciones de Air Europa. Globalia tiene muy claro que Balears figura entre las prioridades de sus apuestas estratégicas.