EDITORIAL

Las prisas no ayudan a hacer buenas leyes

Ibiza |

Valorar:

Jornada maratoniana la que se vivirá hoy en el Parlament de les Illes Balears, donde en una sesión de más de 12 horas, se quieren aprobar unas leyes que debieran tener un trámite parlamentario mucho más sosegado y alejado de premuras. Una de las que se someterá a votación es la ley que restringe la entrada de vehículos a Formentera, una demanda social y política que cuenta con un elevado nivel de consenso en la isla.

Aunque son muchos los interrogantes que su aplicación suscita, sobre todo en el cupo de vehículos que se autorizará por parte del Consell de Formentera, los mensajes que se han lanzado sobre una aplicación cautelosa y prudente en este próximo verano, el primero en que la medida estará en vigor, dan tranquilidad a la ciudadanía y a los turistas.

Generar menos plásticos

Otra ley que previsiblemente será aprobada hoy es la de residuos, que adelantará el fin de determinados objetos de plástico de un solo uso con respecto a la normativa estatal y europea. También esta medida cuenta con un importante respaldo social en las Pitiusas, donde el movimiento contrario a la proliferación de plásticos es muy activo y ha logrado sensibilizar a clientes y consumidores en general.

Pero también en este caso aparecen dudas en la aplicación de la norma, fundamentalmente en el sector de la restauración, donde el uso del plástico está muy extendido y en ocasiones es una obligación legal que nadie sabe cómo quedará ahora.

Numerosas correcciones

Durante esta legislatura han abundado ejemplos de deficiente técnica legislativa que han motivado no pocas polémicas y demasiadas rectificaciones. Y eso sin prisas. Ahora, cuando a toda prisa se pretende hacer lo que no se ha hecho en la fase final de la legislatura, los riesgos que se corren de equivocarse son aún mayores. Y es que no se puede dejar asuntos importantes para el final. Las prisas no son buenas. E impiden el debate constructivo que exigen las leyes en democracia.