Editorial

Irregularidades en el Consell de Formentera

Eivissa |

Valorar:

El sindicato UGT ha denunciado la contratación supuestamente irregular de un trabajador para ocupar un puesto en el Consell de Formentera y acusa directamente al gerente de la institución, Isidor Torres, de cometer «algunas prácticas dudosas» en relación a la elección de un empleado, que casualmente fue conseller insular de Gent per Formentera la pasada legislatura. El asunto más grave, sin embargo, es que la persona favorecida pudo tener acceso al examen antes de realizarlo.

Denuncias graves.
No parece que la denuncia de UGT sea un asunto menor porque se está acusando a la institución de saltarse los procedimientos habituales para favorecer a una persona de la órbita del actual gobierno insular. El sindicato asegura que se contrató a una persona con una titulación inferior a la requerida, no se llamaron a todos los aspirantes de la lista que tenía el SOIB, y el trabajador favorecido tuvo acceso al contenido del examen antes de realizarlo. A pesar de la gravedad de la denuncia de UGT, el Consell de Formentera no se dignó ni a contestar al representante sindical que planteaba sus dudas sobre este procedimiento de contratación.

Isidor Torres, otra vez.
Y de nuevo aparece el gerente del Consell, Isidor Torres, como el alto cargo de la institución que intervino en este proceso supuestamente irregular. Torres está siendo investigado por presunta prevaricación en el proceso de selección de personal para el cuerpo de Bomberos, y ahora vuelve aparecer en esta denuncia del sindicato. Llueve sobre mojado en el Consell de Formentera, con una gestión oscura sobre la selección de personal, con una sentencia en contra, y con un gerente que en cualquier institución medianamente normal ya hubiese sido obligado a dimitir hace mucho tiempo. Si el Consell de Formentera no da explicaciones convincentes, cosa que por ahora elude hacer, deberán ser los jueces, de nuevo, los que aclaren lo ocurrido, pero evidentemente se trata de un episodio más sobre una particular forma de gobernar muy oscura.