Editorial

Marí Bosó: un nombramiento merecido

Valorar:

El Parlament eligió ayer a José Vicente Marí Bosó como nuevo senador autonómico, un nombramiento que se produce después de que el PP obtuviese en Ibiza el mejor de los resultados respecto al resto de islas, que han permitido recuperar el poder en el Consell d’Eivissa y el Ayuntamiento de Sant Antoni. Marí Bosó protagonizó, además, un excelente resultado en Vila, si bien en el último momento la victoria correspondió al socialista Rafa Ruiz tras la revisión de las urnas por un error durante el recuento en la noche electoral. Aún así, el resultado fue mejor para los populares que en las elecciones de 2015.

Polémica gratuita.
El PP balear ha vivido unas últimas horas inquietas precisamente por la decisión de designar a Marí Bosó senador autonómico. Nadie cuestiona los méritos del dirigente popular ibicenco para ocupar el cargo, pero algunos políticos mallorquines creen que no se puede incumplir la orden de que un militante solo ocupe un cargo, que en el caso de Marí Bosó se rompe porque compatibilizará el Senado con su plaza de portavoz del PP en Vila. Dirigentes como la exdiputada Mabel Cabrer han recordado este hecho a Biel Company, presidente de los populares, quien finalmente no ha dudado en respaldar la designación de Marí Bosó y apoyarlo hasta el final.

Por méritos.
En la política se tiene que premiar a los políticos que realizan un buen trabajo y méritos no le faltan a Marí Bosó. Primero, porque puso orden en el PP ibicenco tras la marcha de Vicent Serra, que dejó el partido como un solar y totalmente dividido, y segundo porque en Ibiza es donde se han obtenido los mejores resultados, mucho mejores que los conseguidos en Mallorca, y no hablemos de Menorca. No conviene olvidar tampoco que Marí Bosó renunció a su escaño en el Congreso para asumir el reto de recuperar el Ayuntamiento de Eivissa, un esfuerzo que ahora se ve parcialmente compensado con su nombramiento como senador. Esperemos que las críticas internas a su designación no se deban a su condición de ibicenco porque eso sí que sería realmente preocupante. En ningún lugar está escrito que el senador autonómico tenga que ser para un dirigente mallorquín.