Editorial

Aumentan los delitos en Ibiza

Valorar:

Balears continúa liderando la tasa de criminalidad en Balears, según reflejan los datos remitidos por el Ministerio del Interior referidos al primer semestre del año. Y dentro de estas cifras destaca Ibiza como la isla donde mayor tasa de criminalidad hay con 91 delitos penales por cada mil habitantes.
El dato supone un duro golpe para la imagen de toda Balears y de Ibiza en especial por liderar la criminalidad en las Islas, aunque el mero dato estadístico merece ser matizado. La presencia de visitantes vinculados a la actividad turística, millones al cabo del ejercicio, acaba desvirtuando la realidad al comparar los delitos denunciados respecto a la población. No hay, afortunadamente, una sensación de inseguridad en las calles de Balears, aunque ello no debe ocultar los puntos negros que merecen más atención policial.

Delincuencia menor.
Hay un factor determinante sobre el que es preciso incidir. El clima de inseguridad en Balears lo marca la delincuencia de baja intensidad, pero que acaba generando una percepción entre los ciudadanos. Incluso más allá de las cifras puesto que, en muchos casos, no llega a generar una denuncia y, por tanto, no figura en las estadísticas. Hay que hacer, sin embargo, una especial mención al grave repunte de los delitos de índole sexual. En este terreno hay que extremar tanto la prevención como la atención a las víctimas, las Islas no pueden perder la batalla en este terreno.

El caso de Ibiza.
Según muestra este informe estadístico del Ministerio del Interior, el repunte de las cifras de criminalidad en Ibiza se explica en parte por el aumento de casos de índole sexual. En el primer semestre de este año se denunciaron 47 casos de delitos contra la libertad sexual frente a los 41 del año pasado. En estos datos, hay que tener en cuenta la presencia de una gran población flotante por su condición de destino turístico y su marcada estacionalidad en este sentido. Precisamente, por este motivo, el Gobierno debería reforzar la presencia de agentes de las fuerzas del orden en época estival.