Responsabilidades en el ‘caso Eliance’

Valorar:

La rescisión del contrato del servicio de transporte aéreo sanitario de Baleares que ha venido prestando Eliance desde el 1 de diciembre de 2018 anunciada ayer por la Conselleria de Salut es una buena noticia que hay que aplaudir. La principal consecuencia de la medida es que tripulantes, personal sanitario y pacientes dejarán de volar en unos días en aparatos de una compañía que ha sido calificada por los sindicatos de «piratas del aire» para hacerlo en otra que debe ofrecer «las máximas garantías de seguridad».

Larga lista de irregularidades.
La lista de irregularidades que ha venido protagonizando Eliance con la connivencia del Govern es larga, tal como ha venido informando Periódico de Ibiza y Formentera desde hace semanas. En cuanto al servicio prestado en las Pitiusas, la principal carencia es que los vuelos se han venido operando con un solo piloto y en modo visual, cuando el pliego de condiciones y la lógica establecen que deben ser en multipiloto y en instrumental. Este paso atrás en materia de seguridad durante más de un año no debe quedar impune y la empresa debe ser severamente sancionada por haber cobrado por prestar un servicio cinco estrellas sin serlo.

La cúpula de Salut, en entredicho.
La gestión de la Conselleria de Salut en este asunto está siendo muy mejorable. Hay todavía tantos interrogantes por resolver que una comisión parlamentaria está más que justificada, al igual que el traslado del expediente a la Fiscalía por si hay indicios de delitos en la tramitación administrativa y en las operaciones. Tampoco deben quedar sin asumir las pertinentes responsabilidades políticas de aquellos que han pilotado el cambio de una empresa que venía prestando el servicio a plena satisfacción a otra que se ha caracterizado por graves incumplimientos, a través de un proceso negociado sin publicidad en lugar de un concurso público y que no han actuado con la contundencia que se merece este caso hasta que Periódico de Ibiza y Formentera ha ido desmontado una por una todas las tretas de la empresa y los sindicatos han amenazado con una huelga. Esperemos que el cambio anunciado ayer se haga con mayor diligencia y profesionalidad.