Editorial

Vuelven las camisetas verdes con los recortes

Valorar:

Unos 150 profesores se concentraron ayer en Ibiza contra la política de recortes del Govern de Armengol en los centros educativos. La Asociación de Directores de Secundaria, la Federación de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos, la Asociación Profesional de Docentes de Ibiza y Colectivo 0-3 celebraron una concentración de protesta contra los incumplimientos del Ejecutivo progresista, que pretende penalizar a aquellos centros que durante estos últimos años han gestionado mejor el dinero y por ello cuentan con un remanente, una hucha, para hacer frente a sus gastos. De nuevo en las calles de Ibiza volvieron a verse las camisetas verdes que tanto protagonismo tuvieron durante el mandato de José Ramón Bauzá.

Ibiza, reivindicativa.
Sorprende que solo los profesores de Ibiza hayan convocado movilizaciones contra la decisión del Govern de recortar los presupuestos de los centros y penalizar, precisamente, a aquellos que durante estos años han ahorrado dinero para hacer frente a gastos extraordinarios que se van produciendo durante el curso. En total, la Conselleria d’Educació pretende ahorrarse 20 millones, que posteriormente serán devueltos a los centros, dicen, pero los profesores no se fían. Y tiene motivos para no fiarse del Govern. Porque teóricamente la educación era un asunto sagrado para este Ejecutivo, y lo que nunca esperaba se ha producido en Ibiza: que las camisetas verdes vuelvan a salir a las calles.

Recortes por mala gestión.
Sorprende que el gabinete de Armengol intente ahora negociar con los centros recortes educativos cuando precisamente las inversiones en educación, sobre todo, eran el eje central de sus argumentos políticos para diferenciarse del PP. ¿Acaso ahora no queda más remedio que hacer recortes y Bauzá los hacía por gusto? ¿O quizás la mala gestión económica del Govern de los últimos años está pasando factura y nadie se salva de los ajustes, la palabra que usa Armengol, a pesar de todas las promesas realizadas al mundo educativo? Pues parece que Ibiza ha dicho basta y que hayan aparecido las primeras camisetas verdes es solo el principio.