Editorial

Ibiza vuelve a latir, pero hay que ser prudentes

Valorar:

La vida vuelve a fluir en las calles, comercios y restaurantes de Ibiza. En el primer día de la pitiusa mayor en la fase 1 fueron muchos los ciudadanos que se lanzaron a las calles a desayunar en un bar, tomar una caña o bien ir a comprar a alguna tienda, además de hacer deporte y pasear. Sin duda, la afluencia de gente en las principales calles de Vila y el resto de municipios fue notable. En este primer día de desescalada abrieron sus puertas los establecimientos comerciales que ya estaban abiertos en febrero, antes del confinamiento. A ello se suma la apertura de cerca de 70 terrazas de bares y restaurantes. Había ganas de volver a la vida de antes del coronavirus y ayer se notó.

Prudencia.
Los representantes políticos pitiusos lanzaron ayer un mensaje claro: el virus sigue existiendo en Ibiza y Formentera, no se ha erradicado sino que se ha logrado contener para evitar el colapso sanitario. El presidente del Consell d’Eivissa, Vicent Marí, hizo un llamamiento a la prudencia y al uso generalizado de mascarillas, que únicamente son obligatorias en el transporte público pero son altamente recomendables como medida para evitar la propagación del coronavirus. Además, hay que mantener una higiene constante de manos y mantener la distancia de seguridad interpersonal, que es de dos metros, incluso con familiares y amigos. Marí reclamó, una vez más, que se hagan test rápidos para conocer la prevalencia y presencia de la enfermedad en Ibiza, lo que sin duda sería una buena solución para conocer realmente quién ha pasado la enfermedad.

Responsabilidad.
En manos de todos los ciudadanos pitiusos está avanzar de forma prudente y razonable en las diferentes fases de la desescalada. Es importante ir recobrando poco a poco el pulso de la economía, pero también es importante mantener la salud. Esto sólo se conseguirá teniendo presente que el coronavirus sigue existiendo y es de fácil propagación. Por eso, hay que ser responsables y acostumbrarse a las medidas de higiene y prevención. Tal y como señaló Vicent Marí ayer, a mayor libertad, mayor responsabilidad.