Editorial

Gol de los hoteleros mallorquines

Valorar:

El ‘plan piloto de reactivación del turismo’, anunciado el lunes por el Govern con el lema ‘islas seguras’ pasará de largo en Ibiza, ya que el único hotel cuya apertura se daba por segura anunció ayer que abrirá sus puertas el día 26 de junio, es decir, cuatro días antes de que acabe el periodo de pruebas. Además, en realidad solo ha adelantado la apertura una semana, una decisión más pensada para atender también la posible demanda del mercado nacional y de las otras islas que para alojar a turistas alemanes, ya que ahora mismo los turoperadores no están vendiendo paquetes vacacionales para la isla y tampoco hay nuevos vuelos programados.

Mallorca, a tope.
El programa piloto ya está dando sus frutos en la isla de Mallorca, ya que el programa ha generado un enorme interés informativo en Alemania, su principal mercado emisor. A falta de pocos días para el inicio del programa, caben pocas dudas de que los hoteleros mallorquines, en colaboración con los turoperadores alemanes, le han marcado un gol a sus colegas de Ibiza y Formentera, quienes todavía están dormidos, esperando la publicación de una orden ministerial que, al cierre de esta edición, todavía no se había producido.

Los hoteleros ibicencos se han dormido.
Como es lógico, los empresarios mallorquines diseñaron el plan para el beneficio de Mallorca, marca que se verá reforzada como destino seguro en Alemania, lo que ya está animando las ventas del inicio de la temporada. El Govern balear ha tenido un papel clave en esta operación, aunque su participación en el diseño ha sido nula. Aceptó la propuesta del empresariado mallorquín, logró convencer, con tres semanas de retraso, al ministro de Sanidad, Salvador Illa, y decidió ampliar el programa al resto de islas, algo que, no obstante, se ha quedado en un mero titular. Este hecho debería hacer reflexionar a los empresarios ibicencos y a los representantes de las patronales que se han dormido y no ha visto la enorme oportunidad que suponía para Ibiza y Formentera ser de los primeros destinos en acoger turismo internacional tras el confinamiento.