Editorial

Los sanitarios merecen un ‘plus Covid’

Valorar:

El esfuerzo realizado por los profesionales sanitarios durante la emergencia de la COVID-19, combinando la ejemplaridad y la entrega con el sacrificio y la vocación, han motivado la concesión del Premio Princesa de Asturias de la Concordia 2020. Un reconocimiento institucional que se añade al merecido aplauso de los ciudadanos. Pero, «una vez apagados los aplausos, es necesario aplicar un plus Covid para recompensar el sobreesfuerzo», manifiesta el doctor Miguel Lázaro, presidente del Sindicato Médico de Balears (Simebal). Francia ha aprobado una prima de 1.500 euros netos, Bélgica un «bonus Covid 19» de 1.450 euros, mientras que Italia aumentará el sueldo de los médicos. En España varias autonomías ya han acordado medidas similares: Catalunya abonará 1.350 euros; y Castilla y León, Andalucía y Aragón pagarán una gratificación extraordinaria.

Peticiones sin respuesta.
En Balears, la presidenta Francina Armengol y la consellera de Salud, Patrícia Gómez, han expresado su «agradecimiento eterno» a los profesionales sanitarios por su «impagable labor». Primero, al actuar sin medios de protección y después por el trabajo realizado para controlar y detener la propagación del virus. Esta gratitud queda, sin embargo, sin respuesta, ya que ni la petición del complemento Covid de productividad ni el aumento salarial del dos por ciento, un compromiso adquirido por el Estado, ha sido materializado por el Govern del Pacte, de forma incomprensible.

Una deuda sanitaria de 2.800 millones.
El malestar entre los profesionales sanitarios de Balears ha dado paso a la irritación y un lógico enorme malestar, con la advertencia de un otoño caliente en la sanidad pública de las Islas que implicará huelgas y movilizaciones. Salut no puede escudarse en el «vamos a dialogar» sino que ha de dar respuestas. Para ello debe exigir al Gobierno el pago de la deuda sanitaria del Estado a las Islas, que asciende a 2.800 millones. Ello, no obsta, a que con la aportación extraordinaria del Fondo Covid atienda una reclamación lógica de los médicos y que generará el aplauso unánime de toda la ciudadanía.