Editorial

La oportunidad de los ‘PCR exprés’

Ibiza |

Valorar:

Mientras la comunidad científica continúa su carrera contrarreloj para dar con la vacuna del Covid 19 con la que poder inmunizar a la población, en las últimas semanas se ha producido un avance muy significativo y que puede ser de capital importancia para el futuro de Ibiza y Formentera, en caso de que los resultados de la vacunación no sean satisfactorios. La consellera de Salud, Patricia Gómez, anunció ayer, a preguntas de Periódico de Ibiza y Formentera, que la Comunidad ha comprado test de antígenos, una prueba que no requiere de laboratorio y que ofrece resultados con una fiabilidad similar a la PCR en 15 minutos a un coste de 4,5 euros. La única limitación es que la extracción de la muestra debe hacerla un profesional especializado, ya que se obtiene a través de la introducción de un hisopo en la nariz, como los PCR.

A modo de prueba.
El Govern debe decidir ahora en qué situaciones utiliza los nuevos PCR exprés, pruebas que también han sido adquiridas por la Comunidad de Madrid. Las ventajas que ofrece respecto al principal método de diagnóstico de la actualidad, tras haber quedado en desuso los test rápidos, son tales que permiten aplicar nuevas estrategias que no han sido posible implementar por la complejidad y coste de un PCR, cuyos resultados en ocasiones se conoce 48 horas después.

Cribados masivos.
El presidente del Consell d’Eivissa, Vicent Marí, y los sectores empresariales no se han cansado de reclamar en los últimos meses que los turistas fueran sometidos a un análisis PCR, preferentemente en origen, restricción que el Gobierno de España no se atrevió a implementar. Baleares se llegó a plantear, en plena negociación del plan piloto con Alemania, la posibilidad de hacer PCR a todo turista que pisara las islas, planteamiento que fue rechazado por Pedro Sánchez. Los PCR exprés sí permiten un planteamiento de este tipo y, por lo tanto, Ibiza y Formentera pueden aspirar a ser territorio libre de coronavirus en un futuro. También es una oportunidad para los organizadores de eventos multitudinarios quienes tendrían a su alcance hacer un análisis previo a todos los asistentes.