Editorial

Canarias vuelve a adelantar a Baleares

Ibiza |

Valorar:

La ministra de Turismo, Reyes Maroto, ha confirmado al presidente canario, Ángel Víctor Torres, que el archipiélago tendrá pruebas de detección del coronavirus en origen y destino antes de que empiece la temporada de invierno en Canarias, que es su temporada alta. En cuanto a la financiación de estas pruebas, se está trabajando en un protocolo de colaboración público-privada en el que trabajan Turismo, el gobierno canario y agentes turísticos. Estos test se enmarcan en la puesta en marcha de corredores turísticos seguros este invierno en Canarias, uno de los principales destinos competidores a nivel nacional en Baleares.

Por delante.
Con el anuncio de la ministra Maroto se pone de manifiesto que, una vez más, Canarias adelanta a Baleares en iniciativas para intentar salvaguardar su principal fuente de ingresos económicos. Cabe destacar que Baleares, cuando se inició el proceso de desescalada, puso en marcha un proyecto de plan piloto turístico sin considerar necesario que se hicieran pruebas PCR en origen y destino, mientras Canarias, en ese momento, ya exigía estas pruebas. Ese plan piloto pasó prácticamente inadvertido, sobre todo en Ibiza y Formentera. Cuando empezó el desconfinamiento, desde las Pitiusas se alzó la voz y se empezaron a exigir también PCR en origen y destino. Muy especialmente, el presidente del Consell d’Eivissa, Vicent Marí, se ha mostrado muy reivindicativo exigiendo y recalcando, una y otra vez, la importancia de estas pruebas en origen para así promocionar que Ibiza, Formentera, Mallorca y Menorca son un destino seguro.

Igualdad.
La consellera balear de Salud, Patricia Gómez, afirmó esta semana pasada que se está consensuando a nivel europeo cómo retomar la actividad turística en condiciones de seguridad. La realidad es que Canarias empezará su temporada alta en breve en condiciones de seguridad con los corredores turísticos y las pruebas de detección del virus, por lo que llevará ventaja a Baleares a la hora de promocionarse en los próximos meses como destino turístico seguro de cara a la temporada que viene. El Govern no debe quedarse atrás y debe exigir el mismo trato que Canarias a la hora de establecer corredores turísticos y hacer PCR en origen y destino. No se entendería que el Govern no ‘afiliara el diente’ para defender el principal motor económico de las Baleares.