Editorial

La política equivocada de Educación

Ibiza |

Valorar:

La Conselleria d’Educació ha dado instrucciones para preservar el nombre de aquellos centros escolares en los que se registren contagios de coronavirus. Así, no habrá información oficial sobre qué escuelas públicas o institutos tienen problemas, ni cómo afectan las infecciones a los alumnos y profesores, ni qué medidas adoptarán los centros para evitar alteraciones en el curso. El Govern informará cada semana del alcance de los contagios sin otro detalle que el cuantitativo, salvo si cierra centros.

Derecho a saber.
No podemos estar más en desacuerdo con esta política no informativa de la Conselleria. Los problemas derivados de la pandemia no son ni deben ser motivo de ocultamiento ni criminalización. Al contrario, detrás de ellos hay un colectivo profesional que lucha por superar una situación adversa, y familias que sufren trastornos de conciliación, por no hablar de miedo. La sociedad tiene derecho a conocer qué estragos sociales provoca la pandemia, y dónde lo hace.

Cerrojazo informativo.
El parón informativo de la Conselleria también genera problemas a los medios. Nuestros lectores se comunican con la Redacción para requerirnos o darnos información sobre el avance del virus en los colegios. Una muestra del interés legítimo de los ciudadanos por recibir y dar información es la audiencia que registran estas noticias en el portal de Periódico de Ibiza y Formentera. La gente quiere saber y está en su derecho de ser informada. Cegar las fuentes informativas oficiales e impedir que las informaciones sean contrastadas es lo que hacen los sistemas débiles y los autoritarios. La transparencia es la política que usan los gobiernos que combaten las adversidades junto a las personas y los medios de comunicación. El sufrimiento de familias y profesores debe ser conocido, no ocultado ni estigmatizado. Hay que apoyar a quienes soportan momentos de calamidad. Y, para ello, hay que actuar con transparenci, no como está haciendo el Govern en este caso y en otros episodios anteriores, tal como ha venido denunciado en cada ocasión este periódico.