Editorial

El Fondo de Reactivación de la UE: un reto para Baleares

Ibiza |

Valorar:

Los estados de la Unión Europa pueden presentar, desde el 15 de octubre, propuestas ante Bruselas de los proyectos a financiar con el Fondo Europeo de Reactivación. Durante el periodo 2021-2023 España podrá recibir hasta 72.000 millones de euros, según el Plan Nacional de Recuperación, Transformación y Resiliencia, anunciado el pasado 7 de octubre. Los estados miembros disponen hasta el 31 de diciembre para entregar sus propuestas y a partir del 1 de enero, con la entrada en vigor del reglamento que regula estas ayudas extraordinarias, y hasta el 30 de abril de 2021 se podrán registrar los proyectos definitivos. La ‘ventanilla’ europea para recibir estas inversiones no se reabrirá hasta octubre del próximo año. Nos hallamos ante una decisión colosal de la UE, dirigida específicamente a los países del sur de Europa, que tendrán la cobertura de un potente paraguas financiero para evitar su descalabro social y económico por el desplome que está provocando el coronavirus.

Gobiernos regionales y locales.
La Comisión Europea pide la implicación de los gobiernos regionales y locales para asegurar la eficacia de las inversiones. Los fondos del «Next Generation EU» están dirigidos a la reindustralización en clave sostenible y la transición ecológica con la descarbonización como objetivos prioritarios, pero acogerá muchas otras iniciativas y proyectos innovadores.


Una oportunidad para Baleares
Mientras otras autonomías ya se han movilizado para impulsar la elaboración de los proyectos que serán financiados por la Unión Europea, en Balears no se detecta un especial interés para acceder a este millonario Fondo de Recuperación de la Unión Europea. Es un nuevo Plan Marshall que constituye un reto excepcional para estas Islas. Por su dependencia del turismo, Balears sufre el mayor deterioro del mercado laboral de España. Hay que aprovechar esta oportunidad para superar la brecha social y económica de la Covid-19 en Baleares.