Editorial

El 'Brexit', aliado inesperado

Ibiza |

Valorar:

El anuncio de que toda la población adulta del Reino Unido será vacunada antes de que acabe el mes de julio ha supuesto una inyección de optimismo para el sector turístico de Ibiza. Se trata de la primera noticia que permite visualizar que habrá temporada turística el próximo verano. El mercado británico es el más importante para la isla de Ibiza, tanto que por sí solo garantiza un mínimo de actividad que merece ser celebrado. La estrategia propia que ha seguido el gobierno del Reino Unido tanto a la hora de llegar a acuerdos con las farmacéuticas como a la hora de autorizar las vacunas está dando sus frutos. La salida de la Unión Europea ha permitido al Reino Unido obtener una ventaja competitiva frente a sus antiguos socios. El Brexit se ha convertido, pues, en un aliado inesperado para la industria turística de Ibiza y, en menor medida, de Formentera, isla en la que el peso del turista británico es menor.

Aprovechar la oportunidad.
El Gobierno de Pedro Sánchez sigue sin estar a la altura de las circunstancias, si bien se aprecia un insuficiente cambio de postura, empujado por la evidencia de que otros países, como Grecia, están yendo más rápido al negociar directamente con Downing Street. De nada servirá que nuestros principales clientes estén vacunados si no facilitamos su entrada, eliminando las exigencias de PCR para entrar y de guardar cuarentena al regresar al país. Para ello, urge un acuerdo con el gobierno británico, preferentemente en el marco de la Unión Europa, y si no es posible, en una negociación bilateral.

No es suficiente.
Que los británicos no puedan contagiarse y que reduzcan enormemente la capacidad de transmisión tal como sugieren los estudios que se van haciendo conforme avanzan los procesos de vacunación en los países más avanzados, como Israel, no es suficiente. Huelga decir que para ser confiables hemos de presentar unos índices de contagios muy bajos, por debajo de los 50 casos de íncidencia acumulada a 14 días, y la tasa de vacunados más alta posible. Hay esperanza y también mucho trabajo por delante.