Editorial

Baleares se desangra y los fondos de la UE son una incógnita

Ibiza |

Valorar:

La remodelación del Govern ha implicado la creación de la nueva conselleria de Fondos Europeos, asignada al menorquín Miquel Company, que también se encarga de Universitat i Cultura. Por decisión de la presidenta Francina Armengol, el exdirector general de Presupuestos, Joan Carrió, asumirá, desde la Oficina de gestión de los Fondos de Reconstrucción la planificación, coordinación y ejecución de los proyectos de Balears en el plan Next Generation UE. Pero casi ocho meses después de la aprobación por la Comisión Europea de lo que el Gobierno de Pedro Sánchez ha calificado como ‘nuevo Plan Marshall’, persiste la incertidumbre sobre la llegada de estos fondos, cuándo se podrán gastar y los proyectos e inversiones que serán autorizadas.

Un calendario sin concretar
En su reciente visita a Balears, el secretario de Estado para la Unión Europea, Juan González-Barba, manifestó que «esperamos que antes del verano los parlamentos nacionales» ratifiquen la decisión de contar con estos fondos, lo que confirma la inconcreción del calendario. Y Bruselas advierte que muchos de los planes recibidos no presentan un equilibrio entre reforma e inversión.

Balears, la comunidad más castigada
Mientras esperamos estos fondos europeos, Balears se sigue desangrando. No se sabe cuándo empezará a utilizarse el pasaporte sanitario turístico y si las Islas serán destino pionero; no ha sido atendida la petición de priorizar la vacunación en comunidades turísticas, como pidió el Govern; y no ha obtenido respuesta la propuesta de compensar al archipiélago con el dinero sobrante del descuento de residente. El Consejo de Ministros prevé aprobar mañana el paquete de ayudas por importe de 11.000 millones de euros para el sector de la hostelería, el turismo y el comercio que el 24 de febrero anunció Pedro Sánchez. ¿Tendrá en cuenta por una vez el Gobierno central que Balears es la comunidad más castigada por la pandemia?