La batalla por el turismo nacional

Ibiza |

Valorar:

La próxima inauguración de la Feria Internacional de Turismo (Fitur) marcará el punto de inflexión entre el final de las restricciones en Ibiza y Formentera y el inicio de una tempporada que se prevé incierta pero que ya está dando señales más que poderosas y prometedoras en cuanto a reservas para junio, y especialmente para julio y agosto. La industria turística pitiusa, como ya es tradicional, está presta para abrir puertas con todos sus atractivos, y muy posiblemente la llegada de turismo nacional se hará patente en las próximas semanas, pero hasta que no lleguen los visitantes británicos sin la obligación de pasar una cuarentena a su regreso no podremos hablar de la vuelta a una cierta normalidad, y mucho menos de recuperar los índices de actividad de 2019. El turismo español va a animar el inicio del verano, sin duda, pero no es suficiente porque solo los británicos representan más del 20% de los visitantes de Ibiza.

A por los españoles.

El Consell d’Eivissa y los cinco ayuntamientos acuden a Fitur para divulgar entre agentes de viajes y periodistas especializados que Ibiza es un destino abierto y seguro. El problema es que este mismo mensaje será repetido una y otra vez por todos los destinos turísticos españoles, con lo cual la batalla por atraer a los nacionales será la clave en este inicio de temporada. Ibiza y Formentera estarán presentes en la primera gran feria internacional que se celebra de forma presencial con su tradicional oferta de excelencia en productos como la gastronomía, el patrimonio, la cultura, el deporte, el bienestar o la moda, pero aún habrá que redoblar esfuerzos para destacar frente a la competencia, por no hablar de la batalla que librarán los países del Mediterráneo presentes en la feria para llamar la atención del turista nacional.

‘Opening’ experimental.

El potente sector turístico de Ibiza espera con la respiración contenida, y además ha depositado su confianza en que en julio puedan abrir las discotecas, siempre que la prueba piloto que previsiblemente se realizará en los próximos día sea un éxito. El ‘opening’ de las discotecas será otra de las decisiones clave que influirá en el balance del verano.