El Consell d’Eivissa lleva tiempo alertando de que no podrá hacer frente a las inversiones en carreteras únicamente con remanentes propios. Esta misma semana, durante la presentación del inicio de las obras del núcleo urbano de Ca na Negreta, el presidente Vicent Marí ha vuelto a reivindicar que el Gobierno de Pedro Sánchez debe suscribir un nuevo convenio de carreteras con Ibiza. El anterior convenio se firmó en mayo de 2009 y se acabó en 2019. Desde entonces, el Consell d’Eivissa ha reclamado tanto por escrito con numerosas cartas formales como con encuentros verbales la necesaria firma de un nuevo compromiso viario mediante el cual el Gobierno central se comprometa a financiar las inversiones en carreteras. Hasta el momento, el Gobierno central ha ofrecido la callada por respuesta.

En peligro.
El Consell d’Eivissa tiene en cartera proyectos para dotar de más seguridad a las carreteras de Ibiza que superan los 100 millones de euros. Entre estos proyectos destacan, por ejemplo, la remodelación de la carretera de Sant Josep a Sant Antoni, la reforma de la carretera de Cala Llonga o la rotonda del cruce de Los Cazadores, cuyo objetivo es que empiece tras el verano con la financiación propia de la máxima institución insular. Hasta el momento, el Consell d’Eivissa está ejecutando mejoras en carreteras con fondos propios pero éstos tienen un límite, algo que llevan tiempo advirtiendo los máximos responsables del Consell d’Eivissa.

Trilerismo y engaños de Armengol.
La desaparición del convenio de carreteras de Ibiza a cargo del Gobierno central se hizo en connivencia con la expresidenta del Govern, Francina Armengol, quien no reivindicó la renovación de este importante documento por parte de los diferentes consells. Así, Armengol justificó que Sánchez no renovara los convenios diciendo que se había aumentado la llegada de financiación del Gobierno central y del Govern para los consells para que éstos sufragaran competencias propias, como podían ser las carretas. Esta explicación no convenció lo más mínimo no sólo a los responsables políticos del Consell d’Eivissa sino a buena parte de la ciudadanía, que no se tragó este engaño ni muchos otros y así lo hizo constar en las urnas.
El Gobierno central está en la obligación de suscribir un nuevo convenio con Ibiza, igual que ha hecho con Canarias, donde sí que se ha comprometido a dar dinero para carreteras hasta 2027.