OPINIÓN | Nito Verdera

‘Realpolitik’ para el agua potable de Eivissa

| Eivissa |

Valorar:

Realpolitik’ es una expresión alemana que se refiere a la política basada en intereses prácticos y acciones concretas, y la saco del túnel del tiempo pensando en las próximas elecciones autonómicas y municipales a las que estamos convocados el 24 del mes en curso. Sigo con atención las propuestas que nos hacen a diario los candidatos a ocupar escaños en el Parlamente balear, en los Consells insulares y en los ayuntamientos, y acto seguido pienso en la población que tenía Eivissa a finales de 2014. La isla de Eivissa contaba con algo más de 140.000 habitantes, Santa Eulària con 36.189, Sant Josep con 25.362, Sant Antoni con 23.359 y Sant Joan con 5.668. La población de Formentera era 11.545 habitantes.

Dije antes que me interesa lo que proponen los partidos políticos y las diversas agrupaciones, y noto que orillan o dejan en fuera de juego el problema principal que tiene la isla de Eivissa, y me refiero al abastecimiento de agua potable, y también parece que se olvidan de la depuración de las aguas residuales, la contaminación acústica, la eliminación de los vertederos incontrolados de basuras, etcétera. Y continuo con al abastecimiento de agua potable pare recordar que la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda no utilizar el agua que sale por los grifos en muchas zonas de nuestra escasa geografía. Y es que no se puede beber por tener demasiados cloruros en suspensión y hasta arsénico –dicen- en Cala Mestella, un problema que afecta a residentes y visitantes.

Sabido es por todos que Sant Josep es el municipio más afectado en todo cuanto se refiere al deplorable abastecimiento de agua salobre y salada, y que solamente esperan a que se ponga en funcionamiento la desalinizadora de Santa Eulària para recibir no se sabe cuántos metros cúbicos de agua potable vía interconexión (ahora mismo inexistente). Lo más lamentable, a mi entender, es que en Santa Eulària no se producirá suficiente agua para apagar la sed de Sant Josep, ya que Santa Eulària también tiene problemas de abastecimiento, pero Sant Josep insiste en pedir agua de Santa Eulària. Ya sé que soy repetitivo en el tema del agua, pero me pregunto por qué Sant Josep nunca se ha preocupado para construir en su municipio una desalinizadora que acabe con la sed de sus habitantes. En consecuencia, creo que sería muy bueno para Eivissa que todos los aspirantes a políticos llegaran a un acuerdo que permita acabar de una vez por todas con el problema de la falta de agua potable en nuestra isla.

Pep Ribas Ribas

Me alegró un montón recibir una nota relacionada con el amigo Pep Ribas Ribas, en el sentido que el Magistrado-Juez del Juzgado de Instrucción nº 2 de Eivissa ha decretado el sobreseimiento y archivo de la denuncia de imputación realizada por la Guardia Civil de Tráfico sobre el caso ‘Quatriatlón’. Sinceramente, conociendo a Pep Ribas y todo lo que ha hecho para el deporte y otros temas relacionados con nuestra isla, pienso que los políticos de Eivissa le deben alguna distinción.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.