OPINIÓN| Joan Miquel Perpinyà

El pito del sereno

| | Eivissa |

Valorar:

Este miércoles un sudor frío se apoderó de todos aquellos que desgraciadamente tenemos que hacer uno habitual del transporte aéreo. La noticia de que el Gobierno central está dispuesto a limitar el descuento de residente en determinados casos, como los viajes en grupo y empresas, es verosímil porque consta que se lo plantearon en el pasado; consta que, aunque el Ministerio de Fomento diga ahora lo contrario, los habitantes de Balears no les importamos un pimiento, como no les importa la conectividad de nuestro territorio con el resto del territorio nacional. Lo prueba la humillación que durante dos años ha supuesto para nosotros tener que llevar el certificado de residente impreso en papel, ¡cuando ni la tarjeta de embarque imprime uno ya!

Desconcertaba bastante la circunstancia de que se les ocurra lanzar este ataque a todos los habitantes del archipiélago en vísperas de una cita electoral, pero torpezas mayores se ven en estos tiempos y no pasa nada. Si no, ahí tenemos a algunos ministros defendiendo al pobre de Miguel Arias Cañete, excompañero suyo en el gabinete Rajoy y actual comisario europeo de Energía y Medio Ambiente, que no sabía nada del dinero que su mujer regularizó en la última amnistía fiscal que aprobó su propio gobierno, lo que no le salvará de la quema porque en Bruselas no se tragan las mentiras que cuelan en España sin que nadie se despeine.

Tras la acometida del PSOE rechazando que se modifique el actual sistema de descuento del 50% del billete y después de que el conseller de Transports, Marc Pons, haya concertado una reunión con la ministra de Fomento, Ana Pastor, desde Madrid se desmiente categóricamente la información que nos tenía entre atemorizados e indignados. Pero tan acostumbrados estamos a que nos tomen por el pito del sereno, que todo nos lo creemos. Excepto los desmentidos del Ministerio.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.