OPINIÓN | Nito Verdera

‘Impuesto al sol’ y pagar por respirar

| Eivissa |

Valorar:

Sylvia Tur, diputada en el Parlament balear por Gent x Formentera – PSOE, ha presentado una proposición no de ley en la que insta al Gobierno de Madrid a derogar el impuesto por energía auto consumida, que popularmente, se conoce como "impuesto al sol" y frenar así el nuevo cargo que entrará en vigor el año próximo. La diputada argumenta que la decisión del Gobierno es arbitraria y que no se han argumentado los verdaderos motivos para subir las tarifas. Según parece, las nuevas cargas empezarán a cobrarse en algunas categorías en el periodo de las 12 a 22 horas en Baleares.

Sin embardo, a finales del pasado mes de noviembre algunos medios de comunicación generalmente bien informados publicaron la noticia de que el Ministerio de Energía prepara una revisión a fondo de la normativa denominada "impuesto al sol". Así que el Real Decreto 900/2015 que regula la producción y autoconsumo de electrizad con fuentes como la energía solar podría ser derogado o modificado con el objetivo de reducir el impacto negativo en particulares y empresas que utilizan este tipo de energía renovable.

De todos modos, cabe recordar el acuerdo de investidura firmado el verano pasado por PP y Ciudadanos que contemplaba la eliminación del impuesto al sol y la promoción de un marco regulatorio estable para el autoconsumo de la energía. En el documento ‘150 compromisos para mejorar España¡, base de los acuerdos en los dos partidos se recogía el acuerdo genérico de eliminar las dificultades que pudieran existir para el autoconsumo eléctrico eficiente.

Pagar para respirar

No es una broma. En el aeropuerto venezolano Maiquetía - Caracas son unos 127 bolívares, entre 2 y 20 dólares, dependiendo de la tasa que se use, que cada pasajero debe pagar por su derecho a aire acondicionado ozonificado. Según parece, dicho impuesto no se cobra en ningún otro país sudamericano.

Pero resulta que un restaurante de China empieza a cobrar a sus clientes por respirar aire limpio, Y es porque China es conocida por la pésima calidad de su aire, debido a la acumulación de vehículos y centrales eléctricas alimentadas por carbón. Dicho restaurante está ubicado en la ciudad de Zhangiiagang y ha comprado máquinas para filtrar la peligrosa contaminación como forma de complementar el servicio que ofrece a sus comensales.

Por otra parte sabido es que una empresa de Banif (Canadá) envasa latas con aire puro de las Montañas Rocosas. Parece que recibe gran cantidad de pedidos, especialmente de China, y han informado que un primer lote de 500 latas se agotó en tan sólo dos semanas. Y no son baratas ya que el precio por lata viene a costar entre 20 y 32 euros.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.