OPINIÓN | Joan Miquel Perpinyà

Expediente X en Can Misses

| Eivissa |

Valorar:

Ante la misteriosa plaga de moscas que ha tenido a la isla de Eivissa sin actividad quirúrgica por falta de quirófanos disponibles durante cuatro días, conviene que la dirección del Hospital de Can Misses contacte con el FBI para ver si los detectives Madler y Scully pueden hacerse cargo de este auténtico Expediente X. Suerte que las moscas irrumpieron un jueves y pillaron por medio al fin de semana, porque si no, la situación hubiese sido mucho peor y hubieran sido muchas más de 77 las operaciones a reprogramar, así como los traslados hasta Mallorca para efectuar intervenciones que no admitían demora. Por más que Yago Gómez, director de gestión del Área de Salud de Ibiza y Formentera, anuncie la apertura de un expediente a la concesionaria, si no se recaba el auxilio de Iker Jiménez de Cuarto Milenio no será posible aclarar el misterio insondable que nos ha dejado sin quirófanos. Una plaga de moscas suena a plaga bíblica y conviene tomarse muy en serio estos asuntos. Lo que parece una auténtica plaga bíblica en Can Misses en su conjunto y por descontado, en nada ha de atribuirse esta desquiciante situación a la abnegada labor del personal sanitario, sino a una gestión que cuesta entender. Cuando no es un chicle en la comida de los pacientes ingresados, es una invasión de moscas en los quirófanos. Se diría que se trata de titulares de ‘El Mundo Today’, pero la realidad supera a la ficción. Lo peor es que no pasará nada, porque nunca llegaremos a saber de dónde surgieron las moscas, ni las causas de su propagación. Pero no cuesta imaginar los alaridos de aquellos que ahora dirigen la Conselleria de Salut si lo mismo hubiese sucedido cuando gobernaba el PP. Ahora, sin embargo, se anuncia un expediente a la concesionaria y aquí no ha pasado nada. Salvo que Ibiza ha estado cuatro días sin quirófanos. Casi nada.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.