OPINIÓN | Gianandrea Di Terlizzi, portavoz de Podemos en Ibiza

Sant Joan cierra la puerta a los “Beach Clubs”

|

Valorar:

Ante las noticias de la compra de varios hoteles y complejos turísticos en el municipio de Sant Joan por parte de empresas que prevén hacer grandes inversiones y convertirlos en establecimientos de lujo, desde Podemos Eivissa valoramos que puede tratarse de una oportunidad para que nuestro municipio abandone progresivamente el modelo fallido del «todo incluido» que aporta muy poco valor añadido o ingresos directos para las personas residentes o para los comercios locales.

Sin embargo estos proyectos son también una fuente de preocupación, por los riesgos que supone este modelo de lujo, por el cambio radical con respecto a la oferta turística de Sant Joan, tradicionalmente tranquila, familiar, y muy alejada del glamour y del desenfreno que caracteriza otras partes de nuestra isla. Muy especialmente nos preocupan los ruidos, la música incesante a todas horas, la apropiación y privatización de la costa, cuyo disfrute tiene que ser para todos y no para unos pocos privilegiados.

Ya conocemos de sobra el impacto brutal de los "Beach Clubs" que han proliferado sobretodo por las costas de Sant Josep, aunque no son exclusivos de este municipio. Playas y calas idílicas y paradisíacas, que eran ideales para el disfrute con amigos o en familia, de repente se han convertido en discotecas al aire libre con música a tope, hamacas y sombrillas a precios de oro y bares y restaurantes aptos para muy pocos bolsillos.

Ante este panorama, y ante el requerimiento del Consell d’Eivissa al Ajuntament de posicionarse respecto a este tema en conformidad al artículo 60 de la Ley Turística, desde Podemos Sant Joan hemos ofrecido todo nuestro apoyo al alcalde y en el Pleno hemos votado a favor de la propuesta de redactar una nueva ordenanza municipal que prohíba los "Beach Clubs" en nuestras costas. Es muy importante que aprendamos de los errores ajenos y evitemos tropezar en la misma piedra.

También apoyamos plenamente la suspensión de toda licencia de nuevos establecimientos musicales o Beach clubs hasta la entrada en vigor de la nueva normativa. Es de sentido común que se preserve por medio de una moratoria aquello sobre el que se vaya a legislar, evitando así el efecto llamada de una avalancha de peticiones de licencias y dejando muy claro que nuestro municipio está abierto a la mejora de la calidad de la oferta turística pero no a que esto se haga a costa de la calidad de vida de las personas residentes. Nuestra enhorabuena al Partido Popular por reconocer que las moratorias son los instrumentos adecuados para preservar el interés general, aunque hasta hace poco las demonizaban y decían que eran cosa de rojos y radicales.

Las inversiones son bienvenidas si son respetuosas con el paisaje y el entorno, si crean puestos de trabajo dignos y si aportan riqueza a los comercios locales sin crear masificación ni molestias a las personas residentes. Con esta moratoria desde Sant Joan dejamos claro que lo primero son los derechos de la gente que vive aquí y que el modelo del "Beach Club" no es bienvenido ni tendrá cabida en nuestro municipio. Su aprobación por unanimidad garantiza que esto seguirá así gobierne quién gobierne en Sant Joan. Todo un aviso para buitres y navegantes.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.