Opinión | José Vicente Marí Bosó, presidente PP Eivissa

Con la mirada puesta en un futuro mejor

| Eivissa |

Valorar:

El próximo sábado día 27 de enero celebraremos la comida de año nuevo del Partido Popular de Eivissa. El próximo sábado, en el año que se cumplen 40 de nuestra Constitución, celebraremos igualmente cuatro décadas viviendo en democracia en nuestra isla y el camino de progreso y concordia que los ibicencos hemos seguido durante este tiempo.

En el Partido Popular de Eivissa estamos orgullosos de haber estado al lado de la sociedad ibicenca durante estos 40 años, de haber compartido sus alegrías, de haber contribuido a paliar en lo posible sus tristezas, de haber sido el partido que durante este tiempo ha querido representar el sentir muy mayoritario de los ibicencos.

Por ello nos proponemos el próximo sábado rendir tributo al esfuerzo de las diversas generaciones de ibicencos que en estos años han trabajado para hacer de nuestra isla una sociedad más próspera e inclusiva y al hacerlo, rendimos también tributo a los que durante este tiempo, en nombre del Partido Popular, han representado a los ibicencos en diversas etapas de nuestra reciente historia democrática: el President Cosme Vidal, el President Antoni Marí Calbet, el President Pere Palau y el President Vicent Serra.

Estos 40 años de democracia y autonomía son –pese a nuestras equivocaciones- la historia de un éxito colectivo y acompañando ese éxito, con humildad, ha estado el Partido Popular de Eivissa y los presidentes Vidal, Marí Calbet, Palau y Serra, con sus equipos de gestión, haciendo en cada momento lo que hemos entendido que reportaba a los ibicencos mayor bienestar y progreso, siendo fieles al mandato insobornable de nuestro pueblo. Un pueblo que lo es y quiere seguir siendo.

Seguro que, como partido, no lo hemos hecho todo bien. En muchas ocasiones nos habremos equivocado o en otras creímos que bastaba con ser el partido que más se parece a la sociedad que quiere liderar. Por lo que hemos hecho mal o por lo que no hemos percibido que era –en algún momento- la verdadera voluntad de los ibicencos pido disculpas en nombre de los hombres y mujeres del Partido Popular de Eivissa, a los que me siento muy orgulloso de representar.

Celebramos 40 años viviendo en democracia y autonomía y rendimos tributo a sus protagonistas porque conocer nuestra propia historia nos ayuda a apreciarla y a saber que tenemos alientos suficientes para cualquier empresa que nos propongamos para el futuro.

Hoy el presente y el futuro de Eivissa -lo que como sociedad queremos ser- lo encabezan las nuevas generaciones de ibicencos que ya han asumido el liderazgo de nuestra sociedad desde las profesiones liberales, el emprendimiento y el trabajo autónomo o en los centros de trabajo, en los servicios públicos esenciales, los nuevos agricultores que lideran nuestro sector primario, los que lo hacen en el ámbito de nuestro patrimonio y nuestra cultura y aquellos que trabajan en las asociaciones del tercer sector social empeñándose, día a día, en construir nuestra red de atención a la dependencia y discapacidad.

Todos ellos quieren un proyecto político moderno, adaptado a las nuevas realidades de nuestra isla. Todos ellos esperan la acción informada en nuestras instituciones capaz de dar soluciones y no de languidecer sin resultados. Todos ellos anhelan que sus políticos les representen con dignidad y con la flexibilidad necesaria dispuesta al acuerdo y no con la mirada sectaria encerrada en un mundo particular de vanidades. Todos ellos, los ibicencos en fin, exigen que un proyecto político moderno, con ambición, moderado y eficaz en las soluciones les represente.

Y nosotros, el Partido Popular de Eivissa, tenemos el reto de recoger todas esas aspiraciones. Sabemos que las realidades cambian, que no es posible dar las mismas soluciones a problemas distintos. Hemos querido modernizar nuestras políticas, hemos hecho un proceso de renovación de nuestros equipos y vamos a seguir haciéndolo, nos hemos dirigido a aquellos que en el pasado en algún momento se han sentido desatendidos y hemos ido ofreciendo las medidas necesarias que son eficaces para la resolución de los problemas.

No es tiempo para el conformismo es tiempo para la aguda reflexión, los análisis acertados de nuestras realidades y la acción. El próximo sábado día 27 os esperamos, hablaremos de todo ello compartiendo la comida de año nuevo con la mirada puesta en el futuro mejor que queremos construir para Eivissa.

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

De momento no hay comentarios.