OPINIÓN | Virginia Marí, portavoz del PP en el Ayuntamiento de Vila

El PSOE contra Eivissa

| Ibiza |

Valorar:

Los atascos no los causan los residentes, sino los de otros municipios que quieren aparcar en la puerta”. Con estas palabras, el PSOE de Vila ha declarado la guerra a los cuatro ‘municipios hermanos’ de Eivissa, a través del simplista análisis de su concejal de Urbanismo sobre el gravísimo problema de movilidad de nuestra ciudad. ‘Echarle a uno el muerto’ significa echarle la culpa de algo a alguien que realmente es inocente, es decir, descargar en otro tu culpa. El PSOE y sus socios ‘silentes’ de Guanyem han conseguido colapsar esta ciudad entre abril y octubre de cada año, pero la culpa es de Sant Antoni, Santa Eulària, Sant Josep y Sant Joan, municipios de los que aspiramos a ser su capital. Es la diplomacia según los socialistas de Vila y según el alcalde Rafael Ruiz González.

En una entrevista concedida este fin de semana a Periódico de Ibiza y Formentera, la concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Eivissa, la socialista Elena López, se despacha afirmando que “todos los estudios que hemos hecho en materia de movilidad demuestran que el colapso en la ciudad no lo causan los residentes, sino toda la gente que viene de fuera del municipio y que quiere aparcar en la puerta”. Según el PSOE, la culpa es de los vecinos de Sant Antoni, Santa Eulària, Sant Josep y Sant Joan que vienen a Vila a recibir los servicios sanitarios, administrativos y judiciales del municipio que aspira a ser capital de la isla y a los que tienen derecho, porque para eso pagan sus impuestos. ¡Qué desfachatez del josepí que viene a recibir tratamiento en el hospital insular de Can Misses y quiere aparcar en la puerta, ¿no?, señora López!

Al parecer, en el gravísimo problema de tráfico de Vila, no tiene nada que ver que el PSOE se haya ‘inventado’ una red de aparcamientos inexistente en el nuevo Plan General y que su intención en un futuro inmediato sea ‘cargarse’ casi 3.000 plazas de parking en la ciudad. Ni que su política de movilidad se haya traducido en un chapucero proyecto de reordenación de las principales avenidas a medio terminar, que colapsa Eivissa, que la convierte en una ciudad intransitable entre abril y octubre de cada año, que aísla a barrios enteros y que amenaza con llevar a la quiebra a todo el pequeño comercio tradicional de la ciudad. La culpa es de Sant Antoni, Santa Eulària, Sant Josep y Sant Joan.

Tampoco tiene nada que ver que Eivissa sea intransitable desde hace semanas por obras mal planificadas por Rafael Ruiz González en plena temporada turística y que podrían haberse realizado perfectamente en los meses de invierno, como la instalación de los contenedores soterrados en la avenida de España, la puesta en marcha del acceso restringido a los barrios de Dalt Vila y la Marina o la reparación del puente de sa Llavanera que tiene cortada toda la avenida de Joan Carles I. Pero la culpa es de Sant Antoni, Santa Eulària, Sant Josep y Sant Joan.

Rafael Ruiz González retoma esa caduca y vergonzosa política del ‘frentismo’ -la única que conocen el Partido Socialista y sus socios podemitas-guanyemitas-, según la cual, “cuando a los pueblos les va bien, a Vila le va mal!”. Quizás es que ellos saben gobernar sus municipios mejor que el alcalde de Eivissa. Los socialistas prefieren culpar a los demás de los problemas que ellos mismos han creado y de su incapacidad para resolverlos, porque es la forma más fácil de no asumir sus responsabilidades, aunque sea a costa de atacar injustificadamente a los otros y de provocar una ‘rebelió de pagesos’ contra la capitalidad de Vila que aparentemente tanto parecen defender. El colapso circulatorio de Eivissa no es culpa de la política de movilidad de locos de Ruiz González y su equipo de des-gobierno; es culpa de Sant Antoni, Santa Eulària, Sant Josep y Sant Joan.

No es cuestión de “aparcar en la puerta”, señora López; es cuestión de poder estacionar en algún sitio, algo que usted, el alcalde y su gobierno han hecho imposible en una ciudad de 50.000 habitantes en la que han eliminado ya cientos de aparcamientos y en la que pretenden suprimir 3.000 más en los próximos meses y, con ello, usted, el alcalde, el PSOE y los ‘guanyemitas’ han dictado una sentencia de defunción contra todo el pequeño comercio de la ciudad. ¡Menos mal, que ni su nómina y la del alcalde dependen de la cuenta de resultados de una tienda de, por ejemplo, el barrio de la Marina!

El resto de la entrevista de la concejal socialista ya merecería comentario aparte. Sus prioridades son ‘imponer’ un albergue municipal a tres barrios de la ciudad y la vivienda, “apretando mucho para acelerar proyectos como Ca n’Escandell”; se trata del mismo medio millar de viviendas sociales contra las se opusieron ella, el alcalde, el PSOE y Guanyem cuando el Partido Popular les propuso hace meses renovar el convenio con la Sociedad Estatal de Promoción del Suelo (Sepes).

Curioso que la entrevista de la concejal de Urbanismo recibiera un solo ‘me gusta’ en Twitter… el de la propia concejal de Urbanismo. El resto del equipo de Gobierno debía estar ‘cargándose” definitivamente la movilidad de Eivissa y culpando del crimen a Sant Antoni, Santa Eulària, Sant Josep y Sant Joan. ¡Perdone, señora López, pero de nuevo, ha metido la pata hasta el fondo! (#PSOEStyle).

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.