Opinión / Virginia Marí Rennesson, portavoz del PP en el Ayuntamiento de Eivissa

El último verano del alcalde Rafael Ruiz González

|

Valorar:

Eivissa ha sometido históricamente a sus alcaldes a examen al inicio de cada temporada turística. Ni a principios ni a finales de año. La prueba de reválida para los alcaldes de Eivissa siempre ha sido en abril o mayo de cada año. Y la pregunta de examen de nuestros vecinos y visitantes siempre es la misma: ¿está lista la ciudad para el inicio de otra temporada turística de la que dependen las economías de miles de familias y de la propia ciudad? Y Rafael Ruiz González lleva suspendiendo dos años. Y este curso, el alcalde socialista de Vila alcanza el muy deficiente.

El nuevo reglamento de organización y funcionamiento del Pleno del Ayuntamiento de Eivissa prevé un debate político sobre el ‘estado de la ciudad’ en el mes de octubre. Pero ¡octubre es tarde, señor Ruiz González! Es tarde para nuestros vecinos; es tarde para nuestros comerciantes; es tarde para nuestros visitantes y es tarde para nuestra ciudad. El Partido Popular de Eivissa ha planteado el Pleno del mes de mayo como un examen a la gestión al inicio de la temporada de un gobierno municipal que es responsable de una gran ciudad turística, uno de los destinos más importante de este país y, desde luego, una ciudad cuyo nombre -pese al PSOE- es una prestigiosa marca internacional.

Nuestros visitantes viajan para conocer un destino turístico de primer nivel y ¿qué reciben a cambio? Polvo, obras, un patrimonio que avergüenza a la Humanidad, una ciudad colapsada por el tráfico y un gobierno municipal noqueado, en crisis e incapaz de dar una respuesta después de que lo hayan pillado en medio de presuntas corruptelas para lucrarse con fondos europeos para formar a trabajadores en paro. Ibiza/Eivissa no se merece esto.

Señor alcalde, su gestión merece una reprobación por su política de movilidad, tráfico y aparcamiento, y eso pedirá el Partido Popular en este Pleno. Ibiza/Eivissa es una ciudad colapsada desde abril hasta octubre por su capricho personal de cambiar el sentido de las principales avenidas de la ciudad, con un supuesto plan de movilidad que ha dejado a medio terminar y que usted ha diseñado en contra de los conductores, de los vecinos, de los comerciantes y de nuestros visitantes; un plan de movilidad que vende como gran solución unos aparcamientos disuasorios que son, a día de hoy, un lodazal de hierbazos y baches porque no se ha encargado usted de adecentarlos. Una política de movilidad que aún no ha concedido las licencias temporales de taxi y que no ha concertado con nadie nuevos aparcamientos disuasorios, pese a disponer de ellos.

Usted, PSOE y Guanyem votarán seguramente en contra de esta reprobación de una absurda política de tráfico y aparcamiento que colapsa la ciudad; los vecinos y visitantes de esta ciudad votarían otra cosa, pero lo que opinen nuestros vecinos y visitantes a usted y su gobierno les da igual. Es la soberbia de Ruiz González y su gobierno.

Señor alcalde, su gestión en materia de obras públicas merece una reprobación por su falta de planificación y por tener una ciudad que solo ofrece polvo, obras, ruido y suciedad en plena temporada turística. La avenida de España y la avenida de Joan Carles I, cerradas al tráfico; sin regulación de accesos a Dalt Vila y la Marina; con obras en las que no vio usted el cableado eléctrico pese a estar en la fachada (¿pasea usted por la ciudad?) y todo ello, ¡en plena temporada turística! Y solo eso pedirá el Partido Popular. Ustedes votarán en contra; vecinos, comerciantes y visitantes votarían otra cosa. Es la política de escuchar a vecinos, comerciantes y visitantes según el señor Ruiz González y su gobierno.

El Partido Popular también pedirá en el próximo Pleno un auditoria de los contratos otorgados por el Ayuntamiento de Eivissa a su ya ex primer teniente de alcalde- bajo investigación judicial y bajo sospecha del propio Govern balear de la socialista Francina Armengol- durante la época de los gobiernos del PSOE de la última década. ¡No me lo diga, señor Ruiz González, también votará usted en contra!, ¿verdad? Es la transparencia según Ruiz González y sus socios complacientes de Guanyem, aquellos que vinieron a proteger al pueblo, a los parados y a los desahuciados y a costa de cuyo futuro se han hecho ricos supuestamente algunos ‘chicos listos’ del Partido Socialista.

Señor Ruiz González ha convertido usted Ibiza/Eivissa en una ciudad inhabitable y presuntamente corrupta y este es el último verano de su mandato actual, porque se convocarán elecciones municipales en mayo del próximo año y entonces la decisión de quien debe gobernarlos recae acertadamente en los ciudadanos.

Podríamos discutirlo en octubre, pero ¿lo hablamos ahora?

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

Roberto
Hace un año

En serio habla usted de corruPPción señora Mari? Si su partido está a punto de disolverse del veneno que lo consume. Haga oposición como toca de una vez y déjese de brabucadas, no están ustedes para dar lecciones.

Valoración:0menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1