Tribuna&Opinión/Joan Boned

Realmente hay mucho trabajo por hacer

|

Valorar:

En esta semana se ha conocido el resumen de la actividad parlamentaria de nuestras representantes pitiusas en Madrid y que ha arrojado un resultado final de cero iniciativas en el Congreso y el Senado, en los pocos meses de actividad que han tenido. En primer lugar hay que tener en cuenta una circunstancia reseñable y que no es otra que el hecho de que siendo esta presentación de iniciativas en ambas cámaras una de las más relevantes a lo largo de una legislatura, no es todo el trabajo que se espera de nuestros representantes en Madrid.

Al margen de los pocos minutos que dura una intervención en el pleno y del tiempo que se emplee en preparar concienzudamente la misma, es mucha la actividad a desarrollar fuera de los citados plenos, tanto en los despachos del Congreso y Senado, como fuera de los mismos. También es cierto que cuando se forma parte del grupo parlamentario que apoya y representa al Gobierno, el numero de iniciativas se suele reducir considerablemente.

Pero dicho todo esto, cabe resaltar que es mucha la actividad que nuestros representantes en la capital de España, pueden desarrollar y que es necesaria para ayudar a la resolución de determinados problemas que afectan a nuestras islas. Por tanto se espera de los mismos que desde el primer minuto se centren en las cuestiones que afectan directamente a la sociedad que los ha elegido. No basta con los anuncios y promesas hechos durante la campaña electoral, si no que hay que demostrar que realmente se va a trabajar en lo que se haya prometido.

Vivimos en unas islas con numerosos problemas, que sin duda deberían merecer la atención de quienes hayan salido elegidos como nuestros representantes; y por supuesto me estoy refiriendo a cuestiones que son competencia directa del ejecutivo de Madrid y cuya resolución o finalización depende directamente de lo que se haga o no, por parte de ese gobierno central.

Y podemos mencionar algunos de ellos: Depuradora de Sa Coma, en obras que parecen interminables y que se están eternizando, mientras nuestra isla sigue con enormes problemas derivados de la depuración de aguas. El tanque de tormentas del puerto de Vila, supuestamente acabado que sigue sin entrar en funcionamiento, habiendo tenido que vivir este verano situaciones vergonzantes, con las aguas de ese puerto llenas de residuos y porquerías de todo tipo. La construcción de casi 500 viviendas de protección en el municipio de Eivissa por parte del la sociedad estatal SEPES, con lo que ello puede suponer para aliviar la grave situación del tema de la vivienda en nuestras islas. La central eléctrica de Es Ca Mari de Formentera, cuya resolución definitiva lleva muchos años bloqueada en Madrid y que tantísimos problemas está causando a todos los vecinos de su entorno. El tema de los altos volúmenes de contaminación en el puerto de La Savina, que hay que recordar es de competencia estatal. Los fondeos ilegales en numerosos puntos de nuestro litoral y que dependen directamente de la Dirección General de Costas y por tanto de Madrid.

Todas estas y más, son cuestiones en las que se deberían haber puesto a trabajar desde el primer día quienes nos representen, seguramente no con iniciativas en las respectivas cámaras, pero si con reuniones con los colectivos afectados y con los estamentos responsables de las mismas en Madrid. Pero desafortunadamente no se ha tenido conocimiento alguno de este tipo de actividad tan necesaria. El gobierno en funciones sigue siendo responsable de todos y cada uno de estos casos, por lo que hay que estar sobre los mismos, sin la necesidad de esperar a que se constituya o no uno nuevo y definitivo.

Señalar por ultimo, que tampoco se ha sabido nada en estos meses de esa supuesta oficina de la senadora que se había anunciado como novedad para la isla de Formentera.

Es muchísimo el trabajo que se puede desempeñar por parte de quienes nos representan en la capital de España y sin duda muy necesario.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.