Opinión / J. C. Rodríguez Tur

¿A qué suena Ibiza?

|

Valorar:

Esta temporada alberga los peores horrores imaginables para la economía de nuestro singular rincón. La desgracia se cierne sobre miles de familias a las que no les salen los números para afrontar todas sus obligaciones pecuniarias.

Pero ante esta tormenta de tamaña virulencia no nos queda otra que buscar un punto de luz al que aferrarnos para no perecer en el intento de superar este bache. Ese ápice de esperanza es el reflejo insólito de una isla desconocida sumida en el silencio provocado por la ausencia de bullicio. Dicho silencio revela en realidad una música que durante décadas había sido silenciada por el estruendo.

Si preguntáramos en otras latitudes a qué suena Ibiza, probablemente nos dirían que a música electrónica, a reggaeton o a trance. Se equivocan. Ibiza huele a mar, sabe a sal y suena a Rossini. El compositor de Pésaro dejó una impronta musical en cuyas partituras se puede leer la esencia de una realidad que hasta ahora nos era ignota. Sus imponentes melodías repletas de energía, coloraturas y agudos nos trasladan a una isla de Sol que eriza la piel con tan solo dejarse mirar y que dibuja una sonrisa en el rostro a todo aquel que la aprende a disfrutar.

Rossini representó involuntariamente las cuatro estaciones de Ibiza con su música. Su famoso crescendo es una primavera que se prepara para el compás frenético que anuncia el verano durante el cual sólo se escucha el staccato martilleante que penetra nuestros cerebros y no los deja de corroer hasta que, frenando su música en un suspiro, llega el otoño que deja paso a un invierno que sabe a entreacto.

Aunque este verano se parezca más a un desolador drama wagneriano, nos debemos embriagar de esta versión de Ibiza hasta que llegue la cabaletta final que nos devuelva a la serenidad.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

Palomita
Hace 28 días

Penderecki no és macrodiscoteca. I cada vegada hi ha menys “Anarem a Sant Miquel” gràcies a polítiques anti llegua

Valoración:2menosmas

Joan Miró Font
Hace 28 días

Sa música (o seria mellor dir sa remor?) electrònica de ses macrodiscoteques que hi ha a Eivissa no se sembla certament (com un ou a una castanya) a, per exemple, "Anàrem a Sant Miquel"

Valoración:0menosmas

Palomita
Hace 29 días

Disculpa que me cuele en tu disertación musical, pero yo no veo la situación tan melódica. La veo más como la definirían Penderecki o Luciano Berio, una estética anormal, una sorpresiva realidad caótica. Creo que su música electrónica vanguardista, como su Requiem, ilustra mejor la situación mundial que vivimos. Te animo a salir de tu zona de confort musical.

Valoración:1menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1