Las autonosuyas (III)

| Eivissa |

Valorar:

Tal y como imaginaba, ya sea por falta de convicción política para exponer con nitidez susbondades o porque nadie ha reunido, ni los datos, ni la energía suficiente para intentardetallar en qué nos resulta beneficioso el Estado de las Autonomías (reto, que por sucomplicidad, puede equipararse a intentar convencernos de que el sol gira alrededor de latierra), nadie, resalto, ni una sola persona, se ha prestado a defender públicamente lo que atodas luces es exclusivamente un emporio gigantesco de ineptitud, insolidaridad y saqueosistemático de nuestro recursos. Y, si nadie ha hecho acto de presencia a talemplazamiento en los dos artículos anteriores sé, que tras los datos que aporto en este, esdel todo imposible contar con tal convidado. Ahí van los números de la verguenza y laindignidad acarrean en sus mochilas nuestros gobernantes:Las televisiones autonómicas (esas imitaciones a color del NODO de antaño que se dedicanbásicamente a resaltar los méritos del político de turno), que a su vez, como las célulascancerígenas, se subdividen en nuevos canales, ojo, sin que jamás alcancen el 15% decuota de pantalla, le cuestan al contribuyente nada menos que cerca de 1.100 millones deeuros anuales, dato nada desdeñable en un país donde se invierte en I+D e innovacióntecnológica la mitad que en los países más desarrollados de Europa y donde los jóvenesmás preparados se ven forzados a emigrar por falta salarios dignos o ayudas. ¡Panem etcircenses o, pan y circo! Sentencia romana que 2.000 años más tarde sigue plenamentevigente para adormecer al vulgo. Ahora, súmese el derroche de nuestra panfletaria TVE consu inclinación a la información sectaria (¡Y el monotema omnipresente de la Guerra Civil),cuyo presupuesto para el año 2021 es de 1.127 millones de euros (¡un 12,7% más queeste año!) y una cuota de pantalla que se prevé que cierre 2020 por debajo del 10%.Hacemos sumas, mil millones de aquí, otros mil y pico de allí... y de un plumazo, como elque no quiere la cosa, nos han sableado del bolsillo del contribuyente más de 2.200millones de euros en un país, que recalco, es el segundo de Europa en índice de pobreza.Ahora seguimos con las embajadas o las delegaciones exteriores (¡nada menos que 166!)cuya mera existencia pone en entredicho la labor de las embajadas estatales, por que estáclaro, esa duplicidad tan costosa solo puede obedecer a que una u otra realizandeficientemente su función y son totalmente prescindibles, salvo, claro está, que no seanmás que otro puesto burocrático creado para los cuñados, la queridas, los amiguetes y losapesebrados del partido sin oficio ni beneficio, es decir, sin preparación alguna. Tal es laopacidad respecto al gasto que representan y los contenciosos que mantiene el GobiernoCentral contra la apertura de varias de ellas, que solo disponemos de cálculos económicosaproximados sobre el coste que le suponen al consumidor y que oscilan entre los 100 y 150millones anuales. Sirva de ejemplo, para que se pueda apreciar el gran servicio que leprestan al contribuyente los agraciados con dichas poltronas, el caso de FrancescaGuardiola Sala (hermana de Guardiola, el entrenador apátrida y vocero internacional delPrucés), moza nombrada embajadora de la delegación de la Generalitat en Dinamarca y losPaíses Nórdicos. Cargo, que para alguien que no hablaba danés y solo era licenciada enFilología y Literatura Catalana (¡tan imprescindible para entablar negocios y trueques conlos nórdicos!) en el momento de su designación, por fuerza debía provocarnos la sospechade que los 85.000 euros de su sueldo anual desprendían un profundo tufo a latrocinio yprebenda política. Multiplique ahora el lector el número de enchufados por el de embajadaso delegaciones y échele un somero repaso a la dramática situación social y económica denuestra Patria y verá hasta qué punto son prescindibles tales parásitos, sus escoltas, sus

secretarias y sus oficinas. Y, como los nuevos ricos necesitan juguetes, y sentirsepoderosos y la testosterona les pierde, se les monta, para que no tengan pataletas, uncostosísimo ejército privado. Ahí están las policías autonómicas: el negocio es el siguiente,se le quitan competencias a la Fuerzas del Orden del Estado y se crea una policía nueva ala que se le transfieren dichas competencias, eso sí, una policía muchísimo más costosa,con una diferencia salarial que puede superar los 500 euros mensuales y que, para más inri,en muchos casos es reacia a colaborar y compartir información con las fuerzas estatales (laactuación de los Mossos durante el golpe de estado del 1 de Octubre o el atentado islamistade Las Ramblas es de juzgado de guardia) y que en la actualidad, repartida en cuatroComunidades, ya suman más de 27.000 agentes. Si cada uno nos cuesta un promedio de500 euros más... Cabe preguntarse: ¿Quiénes fueron los mermados mentales quepensaron que ese sobrecoste y esos cuerpos les eran necesarios a los españoles?¿Quiénes, más allá de movidos por sucios intereses y cálculos políticos, optó por underroche que se sabía encaminado exclusivamente a satisfacer el egocentrismo de cuatrocaciques con delirios provincianos? Añadiré más, me parece hasta normal que, en suinfinita soberbia, los mangantes de turno quieran tener su propia guardia pretoriana, nadamás y nada menos que unos 17.000 componen los Mossos d’esquadra, lástima que, asímismo, eso dato contrasten con los 20.000 niños catalanes que han empezado el curso enbarracones y casetas prefabricadas. ¡Qué grandes somos...! ¡Y es que para inaugurartelevisiones (¡prefería los pantanos!), regalar prebendas en el extranjero y jugar a lossoldados de Madelman... sí que tenemos dinero de sobras!¿Has cerrado tu negocio? ¿Estás en la cola del hambre? ¿No te llega el dinero para vivirdignamente? Has de saber que los que nos han traído hasta aquí, o en su defecto, susmáximos representantes, los Presidentes Autonómicos, sí que se han asegurado su futuro yque aquellos que no se retiran con un sueldo vitalicio, despacho, asistente, escolta y cocheoficial (esto sucede en ocho Comunidades Autónomas), pasan a formar parte de losConsejos Consultivos con un salario que roza los 70.000 euros.

Bien es verdad quealgunos ex Presidentes han renunciado a tales privilegios, pocos. Quería dar por zanjado el tema este domingo, pero mientras más rasco, más caspa descamo de esa epidermis putrefacta, por lo que invito a mis lectores a un último artículo sobre el tema donde básicamente sacaré a relucir un sin fin de aberraciones y datos sorprendentes sobre las pulsiones cantonales de España. Ahora, a modo de postre, dejo esto: en España hay unas100.000 leyes y ordenanzas de todo tipo de las que una 67.000 son de carácter autonómico. Pese a ser difícil calcular el sobrecoste real de tal despropósito kafkiano, laCEOE ha estimado que el único logro de dicha maraña burocrática es el de entorpecer lalegislación y quebrar la unidad de mercado, lo que le supone a nuestra economía unamerma de más de 40.000 millones de euros. Pero...¡siempre nos quedará la satisfacción dever la felicidad dibujada en sus rostros al saber que sobre las espaldas de tanto ingenuo seasientan sus sueños de coronarse emperador y la prosperidad de las castas que regentansus diecisiete cotos privados de caza! ¡Feliz 2021!

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.