Las autonosuyas (IV)

| Eivissa |

Valorar:

Aestas alturas de la tercera ola en la que volvemos al confinamiento inicial dejando a nuestras espaldas una estela monstruosa de miseria y paro, nadie, salvo los necios y los abonados a la generosa mamella del Estado y a las diecisiete ubres de las Autonomías (para ellos no existe, ni la pobreza, ni el paro, ni les importa el precio de la luz), ignora que estamos abocados a un desastre económico y crisis social de una envergadura posiblemente desconocida desde la Guerra Civil. El pueblo va a pasar hambre, mucha hambre, pero no tengáis la menor duda, ejerzo de pitoniso, del mastodóntico y ruinoso gasto en el chanchullo de las Autnono-mías-suyas, no se tocará ni un céntimo; les va en ello a varios cientos de miles de parásitos, el calor de la chimenea, las cigalas en el plato, el colegio privado de los niños y el coche de gama alta, ¿cómo osarían privarse dichos alquimistas políticos el cobrarnos a precio de oro la chatarra con la que nos oprimen? Ahí suelto unas cuantas aberraciones más que se suman a las descritas en los tres artículos anteriores. Por cierto, si que nadie se haya atrevido a recoger el guante para defender dicho modelo territorial transcurridas cuatro semanas ya desde que se lo lanzase al rostro; silencio que convierte en cómplice de tal saqueo a todos los grupos del espectro político excepto VOX.

Si lo de las 100.000 leyes que erosionan la salud y economía de nuestro país dejan reducido a meros panfletos de párvulo, El Castillo o El Proceso, a continuación detallo nuevas bondades que nuestros insignes gobernantes han maquinado para hacernos la vida mejor y, por supuesto, muchísimo más feliz…

- Los impuestos varían enormemente según la Comunidad (Todos los españoles son iguales ante la Ley), ahí va un caso: Según el impuesto de Sucesiones, por la misma herencia puedes llegar a pagar una diferencia de 100.000 euros si resides en Asturias a nada, si vives en Andalucía o Galicia, ¡nada!. Dicho impuesto se paga según la Comunidad donde se recibe el dinero, la misma cantidad (800.000 e) dividida entre tres hijos que vivan en Asturias, Andalucía y La Rioja, le supondrá un coste de 175.000 e. al que vive en Asturias, 2.000 e. al que vive en Andalucía y 50.000 e. al de La Rioja. Impuesto de Patrimonio: la diferencia entre Madrid o las provincias vascas y las pertenecientes a la Comunidad de Aragón es de 1.200 e. Seguimos, las desigualdades fiscales entre Comunidades puede suponer hasta 1.900 e. de diferencia en las deducciones al hacer la Declaración de la Renta, dándose la paradoja de que en el país con el segundo índice demográfico más bajo del mundo, el nacimiento de un hijo puede suponernos desgravar desde los 270 e. de Cataluña o la Comunidad Valenciana a los casi 2.700 e. de Galicia. La vivienda habitual puede llegar a desgravar desde 1.000 e. en Madrid a 300 e. en Extremadura, Galicia o Cataluña. En esta jungla, llena de depredadores ahitos de hincarle el diente a nuestros ahorros y a lo que ganamos con el sudor de la frente, nos encontramos con que mientras hay Comunidades con dos impuestos de carácter autonómico como Castilla-León y Castilla-La Mancha, con tres; Madrid, Cantabria o Canarias, en el caso más extremo, Cataluña, tiene nada menos que quince (¡el Proceso Separatista bien vale una buena fiesta! ¿Os acordáis del, Espanya ens roba? ).

- Sistema sanitario (Todos los españoles son iguales ante la Ley). Según el informe anual de la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública, que valora el número de camas por habitante, el número de médicos, el personal de enfermería, la inversión por Comunidad o las listas de espera, y cuya máxima puntuación es de 114 puntos y 28 la mínima, nos detalla que la diferencia entre las primeras Autonomías: Navarra y País Vasco (90 puntos), Aragón y Asturias (82 y 79 p.), y las siguientes, en número decreciente en relación al servicio y calidad, hasta rozar la ruleta rusa en cuanto a lo que uno se puede esperar; Andalucía y Cataluña (60 p.), Valencia (59 p.) y, el farolillo rojo, Canarias, con solo 49 puntos. No hace falta ser muy avispado para sacar conclusiones sobre la afrenta que sufren unos españoles en relación a otros, afrenta que viene agravada por esa diferencia abismal en algo tan importante como es el derecho a recibir la misma atención médica en todo el territorio nacional.

- Sistema Educativo (Todos los españoles son iguales ante la Ley). España tiene nada menos que 17 sistemas educativos distintos. ¿No resulta sorprendente que las mentes preclaras que nos gobiernan no se hayan percatado que con cada nueva valoración del informe Pisa nuestro país siempre obtenga unos resultados pésimos? ¿Es normal que en tu propio país puedas sentirte extranjero y en caso de desplazarte a otra Comunidad sufras la inmersión lingüística en una lengua que desconoces y que prácticamente te condena al fracaso escolar? (¡Bueno, si han sido capaces de eliminar el español como lengua vehicular en la enseñanza qué carajo puede importarles tal cosa!). Pues bien, ahí van más números, la diferencia en el gasto medio por alumno puede llegar desde los 7.320 e. del País Vasco a los 4.496 e de Madrid, sin que ello suponga necesariamente que la última sea menos eficiente (de hecho, según el informe PISA , Madrid es la segunda región con mejor puntuación). El sistema autonómico le permite a las Comunidades con fuerte implantación nacionalista que, no solo ofrezcan una visión sesgada de nuestra historia común, por la que intentan pasar de puntillas, sino, que directamente, adoctrinen a nuestros hijos en el desprecio hacia todo lo que representa España. Como era de esperar, esos 17 cotos privados de caza no producen ciudadanos, ni más cultos, ni más libres: en la franja de los 18 a 24 años los ninis van desde el 21% de Canarias o Andalucía al 10% del País Vasco o Madrid. España es el líder europeo en abandono escolar temprano y uno de cada tres alumnos de 15 años ha repetido curso, dato que triplica el de la OCDE, 11.3%. No está de más resaltar que este curso más de 50.000 niños están estudiando en barracones, máxime cuando ya he desvelado que el gasto en las distintas televisiones, estatales y autonómicas superará los 2.200.millones de euros durante el 2021. Que cada uno saque su propias conclusiones sobre la catadura moral y verdaderas inquietudes de nuestros políticos.

Quería concluir este domingo con el tema del pillaje permanente de las 17 Ínsulas de Barataria, pero, os lo aseguro, el hilo que sale de ese laberinto de corrupción y expolio es infinitamente más largo que el que le permitiera a Teseo escapar del Minotauro y, simplemente, no puedo.

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

De momento no hay comentarios.