Opinión

Diversificar o no diversificar, ¿es esa la cuestión?

| Ibiza |

Valorar:

Hace un año que dejamos atrás nuestra vida predecible y comenzamos a navegar en las aguas desconocidas de una situación que nunca habíamos ni siquiera imaginado. La pérdida de vidas continúa, a pesar de la empatía y heroísmo de los profesionales de un sistema de salud al borde del agotamiento.

La economía de los empresarios y las familias de las Pitiusas está en una situación de emergencia máxima, que, según el Profesor Cardona de la UIB, no se ha visto en 70 años. Es muy posible que la vida post pandemia, cuando llegue, no sea igual a la que conocimos. No es fácil tomar perspectiva en estos momentos, pero es imprescindible.

Churchill, muy citado en momentos épicos, dijo en el marco de la creación de las Naciones Unidas tras la Segunda Guerra Mundial que no se debería desperdiciar una

buena crisis. Y esta es multidimensional. El foco en la urgencia nos impide ver con claridad otras amenazas sistémicas, como las consecuencias del cambio climático. Antes de la pandemia, este periódico se hacía eco de informes científicos sobre las devastadoras consecuencias de la subida del nivel del mar, que podría hacer desaparecer hasta tres metros de las costas de Ibiza y Formentera. ¿Cómo podemos reducir la vulnerabilidad de una manera integral?

La palabra diversificar aparece recurrentemente en las reflexiones sobre el ‘modelo’, pero ¿qué quiere decir exactamente? Diversificar tiene distintos significados. En el contexto de estas líneas no me refiero a diversificar la oferta dentro de la actividad turística. Sin olvidar las fortalezas territoriales y de gestión existentes, me refiero a sumar otras actividades económicas para que la mayor variedad mitigue la vulnerabilidad a las externalidades.

Ibiza y Formentera mantienen intactas sus ventajas. Un legado cultural único en el imaginario mundial, en el corazón de la ‘Mediterraneidad’, a solo dos horas de los principales centros de Europa. Un capital humano distintivo, imaginativo, multicultural y multilingüe. Un capital natural extraordinario, comprometido quizá, pero aún no agotado. Entre las debilidades de los contextos insulares, según la Unión Europea, están la dependencia energética, altos costos de logística, y un complejo mercado de vivienda.

El marco a nivel europeo es favorable, como el proyecto de Islas Inteligentes, del que Baleares es parte, y el Secretariado de las Islas de la UE, para el que Ibiza ha elaborado una hoja de ruta de transición energética. Según la Unión, las islas pueden ser laboratorios de innovación en tecnología, conectividad, economía circular, agua y energía, dentro de un potencial renovable significativo. La atracción de nómadas digitales, principal- mente en las industrias creativas; el desarrollo de la próxima generación de infraestructura “fuera de la red”; la desalinización, la energía eólica y las renovables marinas; el almacenamiento energético, la movilidad eléctrica en tierra y mar; la investigación en biología del mar y su aplicación en la salud, por ejemplo, en la oncología; y el laboratorio de políticas territoriales son algunas oportunidades para las Pitiusas. Seguro que al lector se le ocurren otras.

Es innegable, que, además de las ventajas de localización y recursos naturales, existe un grado de conocimiento de la industria del turismo que permite un rendimiento superior a los competidores. No se trata de confrontar dicha especialización. Si algo podemos aprender de los momentos de crisis, como el que nos ha tocado vivir, es que los que han salido adelante mejor y más rápido se han planteado de una forma temprana y conjunta qué política pública y qué emprendimientos pueden contribuir a generar más oportunidades. No es un proceso instantáneo, pero cada paso importa. Ibiza no sumó el turismo a la agricultura en una noche. Diversificar no es abandonar ni debilitar las fortalezas existentes; se trata de sumar fuentes de bienestar para los pitiusos.

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

AnteriorSiguiente
Página 1 de 2

Maria
Hace 20 días

Diversificar significa construir un futuro posible para Ibiza, los cambios sin embargo hay que inciarlos en el presente. Tomen nota, el artículo no lo puede expresar con mayor claridad. Felicidades Pablo!

Valoración:menosmas

Marga Ribas
Hace 21 días

Muy necesario para Ibiza

Valoración:menosmas

Vane Ruiz
Hace 22 días

Me sumo. A la importancia de diversificar la isla Excelente artículo

Valoración:1menosmas

Chantal Torres
Hace 22 días

Me encantó al artículo, Ibiza no solamente es sol y playa tiene un potencial enorme de crecimiento más allá del sector turístico. Estoy convencida de que hay que diversificar y la pandemia es buena oportunidad para empezar.

Valoración:1menosmas

gtab
Hace 22 días

En mi humilde opinión y aunque pueda parecer de Perogrullo; Hay que invertir en I+D, en que la gente creativa esté dándole a la cabeza e inventando cosas, desarrollando proyectos que pueden llegar a funcionar o no, sin presión. ¿Qué cosas? No se sabe, por eso hay que invertir. Corea del Sur es un ejemplo de que esto es rentable a medio y largo plazo. Mientras la cúpula que dirige, políticos y empresarios que están terriblemente entrelazados en las islas, no sea consiente de esto y solo piense en el corto plazo estamos apañados. Inversión a largo plazo, un poco más de sentimiento de pertenencia al grupo (que aquí infelizmente escasea) y amor a la tierra que te da de comer. Quizá con esta formula ....

Valoración:1menosmas

Paola
Hace 22 días

Texto muy interesante y esperanzador.

Valoración:1menosmas

Cecilia
Hace 22 días

No desperdiciemos esta tremenda crisis y aprovechemos para reexaminar la isla hacia un espacio mas autosustentable, energías renovables y turismo amante de la naturaleza ( que es maravillosa!) y recibir a los nómadas tecnológicos que valoran lo que tenemos con los brazos abiertos. Gracias Pablo por tu artículo. Queremos mas de esta mirada hacia el futuro!

Valoración:2menosmas

Paola Pinto
Hace 22 días

Un artículo de gran relevancia, ser conscientes de la interconexión entre nosotros y el medio ambiente es la esperanza de un futuro sostenible para todos. 'Diversificar', renovar y transformar la mentalidad economica de este siglo es inevitable y urgente.

Valoración:2menosmas

Carmen Mateos
Hace 23 días

Muy interesantes las diferentes opciones que se apuntan como posibles vías para avanzar en la diversificación del modelo de las islas, enriqueciendo y complementando el existente desde nuestras fortalezas. El momento actual que estamos viviendo urge a realizar un análisis en profundidad.

Valoración:1menosmas

Sara Rouat
Hace 23 días

Gran artículo, me gusto mucho.

Valoración:2menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 2